El filme «María Solinha», en San Sadurniño

Julia Mª Dopico Vale
María Solinha” es el nombre de una mujer, el de una leyenda, el de algún poema, el de múltiples canciones de todos los géneros y estilos y ahora, el de una película que se acaba de estrenar en novedoso formato en las villas de Cangas y Redondela y en la noche del viernes en Ferrolterra, concretamente en el evocador entorno do Arboreto da Cortiña de San Sadurniño, al que acudieron más de doscientas personas para ver el filme producido por Vía Láctea Filmes junto a TVG y dirigido por Ignacio Vilar y para escuchar en vivo y en directo la actuación musical de Abraham Cupeiro, autor e intérprete de la banda sonora original, que con su espectacular cárnyx- una especie de trompeta de la Edad de Hierro Celta- nos introdujo en un
ambiente primitivo, sugerente y ancestral, tal es el poder evocador de su música y de sus antiguos instrumentos.

Una obra de teatro sirve para reconstruir la historia de María Solinha, condenada por el tribunal inquisitorial en Cangas en el S. XVI, tras ser torturada y acusada de
practicar brujería, entrelazando pasado y presente- “somos as netas das bruxas que non poideron queimar”- reafirmando así la leyenda que la mantiene viva y aportando además temas tan sugerentes como la búsqueda de la sabiduría y el conocimiento en la propia naturaleza, en el bosque, el sentido purificador del mar y del agua, el secularmente silenciado amor lésbico y otros como el abuso del poder, las bajas pasiones o la terrible crueldad de los que se creen poseedores de la verdad absoluta. Laura Míguez, Mabel Rivera, Mela Casal, Grial Montes, Santi Prego, Alfonso Agra, Antonio Durán, Melania Cruz y Sheyla Fariña, son los nombres de los actores que dan nueva vida a esta historia que realza su realismo gracias a la fotografía de Lucía C. Pan y a la banda sonora de Cupeiro, que maneja aquí un lenguaje de gran simbolismo adaptado a las escenas y a los misteriosos significados de un mundo envuelto en la bruma de la superstición y la magia y también el de la fuerza del “dragón” inexorable, el monstruo encargado de encontrar a estas mujeres culpables: de su belleza, de su pasión, de su curiosidad, de sus deseos…El monstruo que despliega horrendas maquinarias que las deja indefensas ante un cruel poder que las subyuga. Esta fue y sigue siendo… “la película”.

 

Lea también

La repanocha del deporte en tiempos de covid-19

Por Adán Puentes (@adanpuentes) Estamos en meses complicados, muy duros, de eso nadie ha sido …