Intensa labor de los bomberos ferrolanos en la jornada de este lunes

Fot. L.T.

Una intensa jornada de trabajo la de los bomberos ferrolanos. Tuvieron que trasladarse a distintos lugares por incendios, una parte de ellos claramente intencionados lo que hace suponer que «de nuevo el pirómano» ha dado señales de vida. De vez en cuando esta persona, o personas, se dedican a satisfacer sus ansias de protagonismo y a incendiar sobre todo contenedores y matorrales.

EN UN SÓTANO DE LA AVENIDA DO REI

Fot. L.T.

Sobre las tres de la tarde de este lunes se registró un incendio en un garaje de la avenida do Rei, número 54, intercesión con avenida Doctor Fleming, originado por una máquina de airea condicionado que se encontraba en el exterior del bajo de dicho edificio.
Al parecer uno de los equipos de airea condicionado del bajo, un local de la iglesia cristiana evangélica, se precipitó sobre el tejadillo de uralita de plástico del sótano, destinado a garaje,en una esquina del mismo, provocando la caída de éste. Ya en el suelo el radiador comenzaron a arder el radiador y parte del plásticos así como algunos neumáticos que estaban almacenados y unas tablas de surf, sin que el fuego afectase a ningún vehículo.

El incendio, sobre todo de los neumáticos, originó una gran humareda lo que puso en guardia a los vecinos.

Al lugar del suceso acudieron efectivos de la Bomberos de Ferrol, de la Policía Local y de Urxencias sanitarias de Galicia-061 con una ambulancia de servicio vital básico(asistencial) por si fueran necesarios sus servicios.

Los bomberos tras sofocar el fuego procedieron a airear tanto el garaje como el bajo del edificio.
Solamente hubo que lamentar daños materiales.

OTRAS INTERVENCIONES DE LOS BOMBEROS

Una intensa jornada de trabajo la de los bomberos ferrolanos.
Dos veces tuvieron que trasladarse a la zona del Bertón, donde personas desconocidas prendieron fuego a los matorrales en las inmediaciones de la calle Julio Aneiros.
Asimismo en una bodega abandonada en la calle Sánchez Bort se declaró un incendio, posiblemente intencionado. Los bomberos sofocaron el fuego en un almacenamiento de desperdicios, bolsas y papeles y cartones.

Y hablando de desperdicios, otra vez los pirómanos volvieron a hacer de las suyas incendiando un contenedor, en la calle México, en Ultramar, labor de apagado para los bomberos.

Sobre las siete de la tarde efectivos de los bomberos se desplazaron a las inmediaciones del IES «Sofía Casanova«. Frente al centro escolar estaba ardiendo un Citroen ZX, al que al parecer también le habían prendido fuego. A pesar de los esfuerzos de los bomberos el vehículo quedó calcinado.

Lea también

El Programa Integrado de Empleo del Concello retomará el lunes las actividades presenciales

El Centro Municipal de Empleo, dependiente del área de gobierno de la concejala María Teresa …