Editorial-No son empresarios, son chupópteros

Son empresarios «sin alma», son unos auténticos chupópteros que ordeñan y ordeñan hasta agotar, hasta sacar la última gota de ingresos, y después… «despidos, cierres …«. No tienen corazón.

Son gentes que «saben a lo que van», máxime en estos momentos difíciles y que dejan en mal lugar a los muchos empresarios honrados que aguantan como pueden, ya no con ingresos empresariales sino incluso con sus propios capitales o buscando financiamientos exponiendo sus propiedades e incluso poniendo en peligro la unidad familiar, pero que saben que sus empresas, que sus empleados, son también familia.

Pero …»a los otros» hay que echarles alpiste aparte. Pájaros de mal agüero a los que no les importa cerrar empresas y trasladarlas a otros países en donde la mano de obra es más barata. Son gentes especializadas en solicitar ayudas de los gobiernos autonómicos y central y después..si te he visto no me acuerdo.

Y ejemplos de esos cuervos los tenemos por desgracia en nuestra zona norte. No olvidemos lo sucedido con Poligal, ni ahora con Siemens Gamesa, o Galicia Textil. Y ya no digamos nada de Endesa en As Pontes.

Y lo peor es que «mexan por nos » y hay que decir que llueve agua limpia.
Aunque también hay que reconocer que las leyes, muchas veces, los apoyan. Que lo del traslado a otros países es normal, que el ministerio de Trabajo es «compasivo» a la hora de los ERES, y que se siembran ayudas sin antes comprometer a esos «empresarios».

Lo de Endesa es  de «juzgado de guardia». Mucho paño caliente pero..familias enteras sufren las consecuencias  en parte por un gobierno «muy ecologista» que no mira lo que si hacen otros de varios paises europeos.

Todo eso está sucediendo, al igual que ocurre con una de las patas de banco ferrolanas…ya saben aquello de «Ferrol es como un banco de varias patas», entre ellas Navantia, los pensionistas, la Armada, el Funcionariado…y al paso que vamos..poco más.

Los altos capitostes de Navantia parece que no terminan de valorar la importancia de estos astilleros de la ría, y no es de extrañar. Las decisiones políticas siguen dirigiéndose hacia el sur. De contar con un hombre en la presidencia que «sabía de lo naval» como era el mugardés Esteban García Vilasánchez, se pasó a una ingeniera de montes y hoy en día está al frente una ingeniera de caminos.

En Ferrol suena a chamusquina el que se pida un buque para cubrir la transición hasta el corte de chapa de las F-110 y nadie de «el si» mientras la señora Montero, ministra, se desplaza a Cádiz y promete la construcción de un BAM.¡»Cosas veredes Sancho»!.

Los empresarios de Navantia tampoco tienen corazón, parece que no les importa que muy pronto la factoría ferrolana se convierta en un desierto, no les importa la desazón que reina entre los trabajadores de la principal, no les importa los miles de trabajadores de auxiliares que se van a la calles, o que ya lo están…son malos empresarios, no les importa que parte de esas empresas auxiliares procedan al cierre y ya no formen parte del tejido industrial de Ferrolterra. Y aquí mirando las hemerotecas..¿se acuerdan cuando la hoy señora ministra de Trabajo se ponía detrás de una pancarta junto con el vicepresidente del gobierno, Pablo Iglesias, y clamaban pidiendo trabajo para Navantia?. Sobran comentarios.

Pues entre unos y otros..viene a cuento el dicho de «entre todos la mataron y ella sola se murió». Entre esos empresarios (?) «despedidores» y cierra empresas y los dirigentes de Navantia….están ayudando a matar el sector industrial de las Comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal.

¡Malditos!

Desde Ultramar,
Pedro Sanz-Director.

Lea también

Editorial-Galicia Ártabra retrasa la entrega de premios «ártabros 2020»

Lamentablemente Galicia Ártabra no puede organizar el acto de entrega de los premios «ártabros» como …

2 comentarios

  1. La señora ministra de trabajo, trabaja en favor de sus acolitos para colocar a un tertuliano de la extinta V Television como asesor en el consejo de administracion de NAVANTIA, despues se quejan de las corruptelas de los otros partidos .Miran la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el suyo.

  2. Comparto su comentario. Una exposición que no se anda por las ramas, muy clara y muy real.
    Ferrol siempre ha sido marginado y muchos abren el paraguas, aunque en el fondo saben que lo que nos cae encima no es agua de lluvia.
    Enhorabuena