Memoria de la melancolía

                                                                                          “Ella se durmió en la orilla.

                                                                                           Tu, en la cumbre de una rama”.

Julia Mª Dopico Vale
“Memoria de la Melancolía” es la propuesta artística del guitarrista e investigador Samuel Diz (Tui, 1986), especializado en la música de la Generación del 27 y el título de la autobiografía de la escritora Mª Teresa León (1.903-1.988), intelectual comprometida con los conflictos de su tiempo, casada con Rafael Alberti y autora de las líneas que recogen los recuerdos de su testimonio vital, antes de que el alzheimer los borrase para siempre.

Un libro que se publica en Buenos Aires y cuyo título sirve para el homenaje musical que Diz le ofreció esta vez en el emblemático Teatro Jofre de Ferrol. Para ella y para el público asistente sonaron los compases de los compositores de la Generación de Plata, con una guitarra que es réplica de la que tocaba Federico García Lorca cuando era niño, hoy conservada en la Huerta de San Vicente, en la vega de Granada. Guitarra llamada “de abanico”, más pequeña que las actuales, con un sistema de afinación arcaico y trasera fabricada con madera de pino y cenefas de caoba,
construida especialmente para el artista.

La vida de la escritora sirve de hoja de ruta para iniciar un recorrido que va de Madrid a Roma, Ciudad de México, París y La Habana, donde vive su hija, Aitana Alberti León, traducido en una cuidadosa selección musical de programa que comenzó con la música de dos compositoras coetáneas: Emilia de Zubeldía, de exitosa carrera
musical en Europa, especialmente en París, de la que sonó el Capricho Basko y la de Rosita García Ascot, alumna de Manuel de Falla e integrante del “Grupo de los Ocho”, de la que escuchamos Española y Canción de Cuna. Siguieron obras de Gustavo Durán: Berceuse ( a la manera de Ravel) para dormir a Federico cuando se vuelva pequeño, Seguidillas de la noche San Juan, Romance del cerco de Baeza, El puerto de Guadarrama y el Homenaje a Debussy. De Regino Sainz de la Maza, protagonista del “renacimiento de la guitarra” en el S. XX, Cantinela, pieza impregnada de lirismo cuyo cauce sonoro nos llevó a desembocar en las Canciones
Populares de Lorca: En el café de Chinitas, Los cuatro muleros o Anda Jaleo, temas en los que reina la inagotable fuente popular inspiradora de tantas obras y pasajes.

Se equivocó la paloma (se equivocaba) de Carlos Gustavino sobre el poema de Alberti, perfilaba el final del concierto en el que también participaron Benjamín Otero con el oboe y el corno inglés y Yolanda Castaño, poniendo poética voz a la homenajeada.

Espacio especial para los músicos de Ferrol, recordando al violinista Jesús Dopico y a José Antonio Rivas, del que escuchamos la Marcha Rusa. También para la universalidad rosaliana con la Negra Sombra, que siempre e inevitablemente…nos asombra. Y la Nana de Falla en cuidadosa versión instrumental y emotiva palabra de amor y esperanza.

Un íntimo concierto en el que la guitarra se pronunció con todo su hermosísimo lenguaje de poderosos rasgueos, armónicos cristalinos y telúricos y finos punteos ejecutados con sensibilidad y maestría por Samuel Diz.

Lea también

Entre F y F

 Por Gabriel Elorriaga F.(ex diputado y ex senador) En nuestros días se dio la circunstancia de …