Acto de despedida del Almirante del Arsenal de Ferrol ante su pase a la reserva

(P.S.-gráficas M.Galdo)-«He disfrutado de mi vocación como marino y como militar y ha sido para mí un privilegio el haber podido servir a mi Patria, España, desde una institución gloriosa y secular como la Armada, tal y como hicieron muchos de mis antepasados» manifestaba el Almirante del Arsenal de Ferrol, Antonio Duelo Menor, en el acto de despedida al cesar en el cargo el próximo día 4 de julio por su pase a la reserva tras 44 años de servicio activo.

Un acto celebrado en la explanada del Edificio «Sala de Armas» del Arsenal ferrolano en el que el buen tiempo colaboró, después de unos días de lluvia, y que sirvió además para imponer diversas condecoraciones con motivo del séptimo aniversario de la proclamación de S.M. el Rey,Felipe VI.

En la explanada se encontraba formada una Compañía de Honores compuesta por una Unidad de Música y Bandera del Tercio del Norte de Infantería de Marina, una escuadra de gastadores y dos secciones con personal perteneciente al Arsenal de Ferrol, al mando del teniente de navío Ignacio Orosa Álvarez, así como una comisión de personal militar,jefes, oficiales, suboficiales y marinería, y el personal condecorado.

El acto se realizó respetando las recomendaciones y obligaciones sanitarias dictadas por las autoridades.

A las 12.55 se incorporó a la formación la Bandera Nacional a la que se le rindieron los honores de ordenanza.

A las trece horas llegó a la explanada el Vicealmirante Duelo Menor que fue recibido por el Ayudante Mayor del Arsenal, el capitán de fragata Carlos Sicre Romero, y se le rindieron los honores de ordenanza interpretando la Unidad de Música la “Marcha de Infantes” mientras desde las “baterías” se efectuaban las 13 salvas reglamentarias. A continuación el Almirante del Arsenal pasó revista a la Fuerza.

LEYES PENALES

Momentos después comenzó el acto con la lectura de las Reales Ordenanzas de las Fuerzas Armadas, en las que se recogen las Leyes Penales o legislación vigente para promover la disciplina y valores de la Fuerzas Armadas,

Tras la lectura de varios artículos el Almirante dio la voz de ¡Viva España! que fue respondida por los asistentes.
A continuación comenzó el acto de imposición de condecoraciones.

IMPOSICIÓN DE CONDECORACIONES

Seguidamente se procedió a la imposición de condecoraciones individuales concedidas con motivo del séptimo aniversario de la proclamación de S.M. el Rey, Felipe VI. Estas recompensas constituyen el reconocimiento el mérito en el cumplimiento del deber al personal de la Armada a quienes se les haya concedido.
Se entregaron las siguientes condecoraciones:

Cruz del Mérito naval con distintivo blanco

Teniente Coronel Jesús María Perez-Alarcón Amaya; subtenientes, José Ángel Sixto Casas, José Antonio Tobío Caamaño y Juan Carlos Graña Rodríguez; cabo primero David Manuel Seoane Nuñez; y cabos María Vanesa Montero Rama y José Alberto Alonso Alfaro. Así como al personal civil, José Pardo Lata, Ramón Cipriano Nieto Naveiras, María Dolores Martínez Vidal y Ricardo Mouriño Rodríguez.

Menciones honoríficas

Capitán Alfonso Tajuelo Gil y Cabo Jésica María Crespo López. Personal civil Juan Manuel Berrocal Vargas y Vanesa Leites Nieto

PALABRAS DEL ALMIRANTE

Tras la entrega de condecoraciones el Almirante Jefe del Arsenal Militar de Ferrol se dirigió a todos los presentes pronunciando unas emotivas palabras.
«Constituye para mí una satisfacción poder dirigirme a ustedes en un acto tradicional en la Armada como es el de lectura de Leyes Penales en el que se han impuesto las condecoración concedidas con motivo del VII Aniversario de la Proclamación de SM el Rey felipe VI a compañeros y personas que han destacado por sus méritos en relación con el servicio a la Armada.

El personal, debidamente instruido, adiestrado y motivado sigue siendo el principal activo con el que cuenta la Armada para ser eficaz en la consecución de sus objetivos.
El acto de de imposición de recompensas tiene un especial significado para todos nosotros pues en él se reconocen públicamente los mérito de nuestros compañeros. Para los distinguidos, la recompensa es un legítimo motivo de orgullo y satisfacción personal a la vez que un elemento de motivación para continuar en esa línea de buen hacer; para los demás, un motivo de alegría por nuestros compañeros y también un ejemplo y estímulo para mejorar».

Apoyo de las familias

Tras felicitar a todos los recompensados Duelo Menor indicó que «No quisiera dejar de referirme a vuestras familias. Sin su apoyo constante no podríamos desempeñar una profesión tan demandante como la nuestra. Por ello , nuestros éxitos profesionales se los debemos en gran parte a ellas, Vaya pues mi reconocimiento a todas vuestras familias y, en particular, a las del personal que ha recibido hoy una recompensa pues, ellas también son merecedoras de ella».

Despedida

«Quiero también aprovechar este acto militar para despedirme de vosotros con motivo de la pase a la situaciòn de reserva el 4 de julio.
Recuerdo muy próximo aquel lejano día de agosto de 1977 cuando todavía vestido de paisano entré desfilando con mis compañeros de promoción al son de una marcha militar por la puerta de Carlos III de la Escuela Naval Militar.Parece que fue ayer pero han pasado 44 años.

44 años dan para muchas vicisitudes. En mi carrera militar, como en otras facetas de la vida, recuerdo momentos memorables, buenos y algunos menos buenos pero el balance es absolutamente positivo. He disfrutado de mi vocación como marino y como militar y ha sido para mí un privilegio el haber podido servir a mi Patria, España, desde una institución gloriosa y secular como la Armada, tal y como hicieron muchos de mis antepasados familiares.
Quiero tener en este acto un recuerdo muy especial para todos los que me han acompañado en estas muchas singladuras en la mar y en tierra, jefes y subordinados, todos compañeros con los que he compartido mi vida profesional, de los que he aprendido y a los que debo una parte importante de los que soy como persona y como oficial de marina».

Recuerdo a su familia

«También quiero tener un recuerdo especial para mis padres (aquí los ojos del Almirante se llenaron de lágrimas), ya fallecidos. En especial para mi padre el VA Antonio Duelo Topete, ejemplo de oficial de marina, de caballero y de hombre de bien. Él me inculcó los valores de la milicia y de él surgió mi vocación naval».

Tras agradecer el apoyo prestado por su mujer y sus hijos tuvo palabras de agradecimiento para todo el personal, militar y civil del Arsenal «al que he tenido el orgullo y el privilegio de mandar en estos cuatro años. Con vuestro trabajo y esfuerzo diario en condiciones casi siempre complicadas, contribuis de forma decisiva a que las unidades de la Fuerza puedan cumplir sus misiones con eficacia

También quisiera tener un recuerdo para todas aquellas personas y familias afectadas más directamente por los efectos del Covid-19 y especialmente para las que han sufrido el fallecimiento de alguna persona cercana y para todas aquellas personas que y sufren sus secuelas físicas, económicas o sociales».

«A todos vosotros y a vuestras familias os deseo lo mejor para el futuro y pido la protección y amparo de nuestra patrona, la Virgen del Carmen».

Tras una alocución del Almirante del Arsenal y la interpretación de Himno de la Armada, finalizó el acto con el desfile de la Fuerza y la retirada de la Bandera Nacional.

Lea también

La Armada traslada material hasta la isla de La Palma

Ante la urgente necesidad de abastecer de agua a la zona afectada por la colada …