El Sergas aprueba el primer Plan de Igualdade entre hombres y mujeres

 
El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña y los representantes de las organizaciones sindicales de la mesa sectorial de Sanidade firmaron en la mañana de este martes el I Plan de Igualdade entre mujeres y hombres del Servicio Galego de Saúde
 
Acompañada de la directora general de Recursos Humanos del Sergas, Ana Comesaña Álvarez, y la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, la responsable de Sanidade destacó «el firme compromiso del departamento de salud de la Xunta por conseguir la igualdad real y efectiva entre la mujer en el Servicio Galego de Saúde «
 
«El plan firmado hoy es un hito con el que la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres se posiciona como un principio básico y transversal en toda nuestra organización», dijo el conselleiro; recogiendo «un conjunto de acciones encaminadas a erradicar posibles barreras y prejuicios de género, en la búsqueda de que la cultura de la igualdad lo impregne todo»
 
El documento, que cuenta con el apoyo de todos los sindicatos representados en la mesa sectorial de Sanidade (CIG, CCOO, CSIF, SATSE y UGT), se estructura en seis ejes, e incluye 59 medidas encaminadas a avanzar en materia de igualdad, además de corregir posibles desequilibrios entre el personal de Sergas.
 
Ejes y medidas para lograr la Igualdad
Los seis apartados que componen el plan de igualdad son: acceso al empleo público y dotación de plazas; condiciones laborales y promoción profesional; formación, información y sensibilización; y tiempo de trabajo, corresponsabilidad y medidas de conciliación de la vida personal, familiar y laboral. También completan la estructura del plan: atención a situaciones de especial protección por violencia de género, acoso sexual y discriminación por razón de sexo, orientación o identidad sexual; y medidas transversales para integrar el principio de igualdad en la organización.
 
El conjunto de medidas que componen el plan integran la perspectiva de género al promover la igualdad, promover la cultura de la igualdad de oportunidades y aumentar la protección y atención de situaciones de especial vulnerabilidad.
 
Entre ellos, destacan los destinados a facilitar el cambio de turno por motivos relacionados con la conciliación; las que se refieren a acciones específicas en caso de subrepresentación; atención a trabajadores en situaciones de violencia de género o tolerancia cero ante casos de acoso laboral o sexual.
 
Además, también se garantiza el derecho de las personas transgénero, transgénero e intersex a ser identificadas en la organización con el nombre y género con el que se sientan identificadas; e incluye la creación de la figura de un responsable, por área de salud, en materia de igualdad y violencia de género.
 
Los objetivos del I Plan de Igualdade para el personal del Servicio Galego de Saúde son, por un lado, promover la igualdad de género para lograr la igualdad real de trato y oportunidades entre mujeres y hombres y reducir las desigualdades y desequilibrios que, aunque  siendo de origen cultural y social podría ocurrir en el Sergas. Los objetivos son también formar, informar y concienciar sobre la igualdad de trato y oportunidades, y sobre las necesidades específicas de mujeres y hombres, así como vigilar de forma especial la discriminación indirecta, entendiendo por ello, la situación en la que una prestación, criterio o práctica aparentemente neutral, pone a una persona de un sexo en desventaja en comparación con las personas del otro sexo.
 
La formación, un elemento clave
Durante el acto, la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, destacó el trabajo participativo para el diseño de este plan, que calificó como «una declaración firme con igualdad de oportunidades». Así, indicó que el documento rechaza cualquier tipo de discriminación por razón de género y promueve la igualdad laboral, la conciliación y la corresponsabilidad. También destacó que «la formación es fundamental para acabar con situaciones de vulnerabilidad por violencia de género, acoso sexual o discriminación por motivos de orientación o identidad sexual».
 
En el ámbito de la violencia de género, López Abella destacó que los profesionales de la salud son «fundamentales» para lograr el objetivo de erradicar este flagelo social. Al respecto, explicó que la proximidad y confianza que generan los profesionales de la salud, especialmente la atención primaria, dan lugar a un contexto ideal para poder localizar nuevos casos. «Detectar la primera señal o tener una pequeña sospecha de que la mujer está viviendo una situación de violencia de género puede ser un paso decisivo para acabar con ella», añadió.

Lea también

Covid-19. Toda Galicia quedará en nivel medio bajo de restricción excepto Monforte

El comité clínico que asesora a la Xunta de Galicia en la gestión de la …