En Cabanas, presentación de «Memorias y confesiones de un médico» de Javier Mtez Pérez-Mendaña

(María Fidalgo Casares)-Las limitaciones del Covid, y el estricto protocolo impuesto en el Club La Penela de Cabanas, no impidieron que la presentación del libro “Memorias y Confesiones de un médico” de Javier Martínez Pérez Mendaña, batiera récords de asistencia. Amigos, familiares, amantes de las ciencias y las letras, y personas muy destacadas como el Almirante Jefe del Arsenal Ignacio Frutos acompañaron a Javier Mtez Pérez-Mendaña en la presentación de su libro.

Al aire libre, y en la zona deportiva para que hubiera más espacio, más de una centena de personas se congregaron en el club naútico para asistir a la presentación de las memorias de un doctor con una larga vida dedicada a la medicina. Su bonhomía, y el ser una persona muy conocida y ligada a La Penela (fue su presidente en 1981), hizo que el acto se convirtiera en todo un homenaje a su
figura.

Presentadores de excepción

Una mesa de lujo acompañaba al autor compuesta por la flamante y Presidente Bárbara Pérez Lorente, primera mujer en la historia de la sociedad cabanesa que debutaba en su primer acto cultural desde la presidencia. Eduardo Martínez Rico, sobrino del doctor y prolífico escritor moderó el acto. Y como intervención estrella,
Manuel Torreiglesias, leyenda viva de la televisión española. Los cuatro arroparon al galeno articulando una presentación que fue basculando entre datos biográficos, anécdotas e incluso entre aspectos distendidos, profundos, polémicos y nostálgicos.

Abrió el acto Bárbara Pérez Lorente que afirmó que era un honor para el club que la primera presentación de “ Memorias…” fuera en La Penela. Dio diversas razones de peso: la gran experiencia profesional que distinguía al doctor Martínez, el haber presidido el club en una época difícil, el gran cariño que despertaba entre los socios y sobre todo por formar parte de una gran familia muy apreciada.

Continuó Eduardo Martínez Rico, que hizo una breve biografía del doctor nacido en Pontedeume en 1944, que estudió Medicina en Santiago y Navarra y que se doctoró en la Autónoma de Madrid. Un periplo hospitalario que le llevaría de Pamplona a la Paz y al ferrolano Marcide. Fue tutor MIR, profesor asociado de la Universidad de Santiago de Compostela y profesor titular de Enfermería de la Universidad de A Coruña. También Martínez Rico abordó los diversos cargos ostentados por su tío, como miembro del Consejo Asesor del Sistema público de Salud, o del Comité de
Deontología médica, sin olvidar citar que había dirigido siete tesis, escrito 31 artículos científicos, participado en 14 libros y ser autor de los exitosos fascículos “La mujer y la salud” que fueron editados por La voz de Galicia. En la actualidad, es Académico Numerario de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia, y posee la Medalla de Oro y Brillantes del Colegio de Médicos de A Coruña

Desde el punto de vista subjetivo, Eduardo Martínez habló del gran afecto y cariño que le había transmitido desde niño el Dr Martínez Pérez Mendaña, su combinación de intelectualidad con la vocación médica y su exquisito trato personal y capacidad de entrega en todo lo que hacía.
Seguidamente hizo una valoración de la obra que había sido escrita en el confinamiento. “Un libro ameno y sencillo y que, aunque no está escrito por un profesional de la escritura, sino de la medicina, hay un afán de hacerlo bien, con maneras de profesional”. Martínez Rico lo definió como veraz “No solo habla de lo bueno de la vida, sino también de lo malo. Para mi tío la vida no es un camino de
rosas, pero en él hay más rosas que espinas”. “Es un libro del que se aprende, que se preocupa por aportar y transmitir.” No solo escribió sus vivencias, sino que se documentó sobre lo que escribía Podría decirse que es un libro de memoria e investigación” – concluyó.

Torreiglesias

Tomó la palabra Torreiglesias cuya voz retrotraía a muchos al inolvidable Saber Vivir e hizo un guiño con que la presentación se produjera en un deslumbrante y esperado día de sol “Hoy los idus se han conchabado con el cosmos y Pancho nos ha regalado un día de verano incomparable, pleamar, agosto, y una luz como solo se vive y se siente desde La Penela”. El famoso presentador, autor de uno de los libros de salud más vendidos de la historia de nuestro país, afirmó que “Para él la presentación del libro era asistir a una fiesta en la tenía una gran ventaja: haber sido vecino de su familia desde niño”. Tuvo afectivas palabras para los padres del doctor que definió como “amorosamente ejemplares”.

Torreiglesias parangonó el título del libro «Memorias y confesiones de un médico».. “El libro es una confesión desde la primera a la última página. Una confesión que nos hace un amigo que está a nuestro lado y nos cuenta lo que le ha pasado en la vida”.

Quiso destacar una cita de Núñez Feijóo – autor de uno de los prólogos del libro- que afirma que “Es un libro que enseña y hace reflexionar”. Sobre ello sentenció “El mundo iría mejor sí todos los días nos enteramos a reflexionar un cuarto de hora, y este libro impulsa a reflexionar”… El famoso presentador definió a Pérez Mendaña -al que llamó familiarmente Pancho- como una persona feliz ”como persona y como médico”, tuvo también palabras distendidas para el atractivo personal que le caracterizaba y que atribuyó a la excepcional herencia genética de sus padres que
definió “tan atractivos como dos artistas de Hollywood”.

Torreiglesias también se paró en el capítulo de la depresión que el médico afronta en el libro de una forma valiente y sin ambages. “No es fácil que hoy alguien se desnude así reconociendo que ha enfermado”. También valoró lo bien impreso que estaba el libro, las fotos de recuerdos de familia en Pontedeume que acompañan el texto, deteniéndose en una preciosa foto en la estación, otra de cuando su hermana “se mete monja” o la identitaria procesión de Nicolás de Tolentino el 10 de septiembre tras los ciriales…
Es un libro que cala en el corazón sin darte cuenta, al igual que la Trilogía del eumés Ramiro Fonte”. (Recordamos que este escritor español en lengua gallega será candidato de O Día das Letras Galegas).- consideró el periodista.

Torreiglesias intervino también hablando de la valentía del autor al afrontar dos partes de la novela que supo resolver con respeto: el aborto y la eutanasia. Consideró que la idiosincrasia gallega le había ayudado a dilucidarlas, ya que en ellas no toma partido, sino que argumenta y expone razones… y el lector debe sacar sus conclusiones.
Asimismo quiso detenerse en destacar el papel de la mujer de Javier Martínez, la doctora Isabel Gonzalo. Valoró su saber estar y que siendo una mujer muy destacada profesionalmente, había relegado su actividad para estar al lado de su marido. La consideró “El motor y la energía de su vida y sin ella, ni este libro, ni Pancho hubiera sido posible” y que “La mitad del libro pertenece a Maribel” algo que despertó un gran aplauso entre los asistentes. Esta afirmación dio pie a Torreiglesias a hacer una reivindicación del valor de la mujer aventurando que con el gran peso femenino actual le irá mejor a la humanidad. Siguiendo con ello, subrayó la
influencia de la madre del doctor en su formación como persona “le marcó en el orden, la generosidad y en jerarquizar su mente en una escala de valores” Para el gran comunicador televisivo, esta autobiografía es una obra de calado que probablemente anuncie que ha nacido un escritor que tiene que continuar su carrera
literaria.

La intervención del autor

Por su parte “Pancho” confesó halagado que aunque estaba nervioso inicialmente “Con estas intervenciones me he venido arriba” “Yo afrontaba la presentación con cierta humildad pero ahora me encuentro pletórico» dijo sin disimular en un acto en el que se palpaba emoción, cariño y simpatía a partes iguales por todos los presentes.

Comenzó con una pregunta retórica «¿Por qué escribí yo esto? La verdad es que no lo sé… En plena pandemia en los momentos duros, subía cien escaleras de mi casa para hacer ejercicio y llegaba a la azotea donde divisaba el Cantón de Molins, los arsenales, la Ría de Ferrol, Mugardos y atisbaba el monte Breamo… Creo que tal vez ahí vi el resumen de mi vida y pensé en escribirla”.

Tras esta pregunta inicial fue tocando distintos y variados temas: el origen de su vocación por una providencial visita a un enfermo de meningitis acompañando a su padre; su relación ante la depresión y la decisión de tratarse en una tarde otoñal que se encontró con su psiquiatra y la famosa poetisa Julia Uceda; la actividad política de fines de los 60 o su maravilloso viaje en el Elcano. Tuvo entonces palabras de agradecimiento para el que fuera entonces el comandante de la nave Constantino Lobo, hijo del prohombre y filántropo de Galicia del mismo nombre que le había dado la oportunidad de vivir un viaje único… Hablando de la travesía llegó a exclamar “Fuerte noreste escorado a babor, como un tiro…” dejando de manifiesto sus conocimientos náuticos. La longevidad de las mujeres, los tiempos duros de la inmediata posguerra en Pontedeume, las escuelas públicas, los baños en las croas de las marismas de marea baja fueron otros de los temas abordados.

Preguntas del público. Firma de libros

Una pregunta del público ponderó su papel como Presidente de la Penela.. Una labor que “Afronté con 37 años, un club deteriorado y en el que dimos casi un auténtico golpe de estado”– bromeó.
También tuvo que encarar peliagudas cuestiones como las vacunas de las embarazadas, de las adolescentes o incluso sobre el MIR catalán, que definió como “un despropósito”.. Cuando finalizó, se le obsequió con una intensa y larga ovación.

Tras el acto, procedió a la firma de libros que se hizo infinita por los numerosos asistentes que se acercaron para su dedicatoria.
Pocos actos tan participativos, sentidos y emocionantes como la presentación del libro “Memorias y Confesiones de un médico” de Javier Pérez Mendaña que se presentaba al público por primera vez en el club que tanto ha significado en su vida personal. Tras
Cabañas, la obra se presentará de la mano de N. Rey Seijo y Ángel Facio, y en Ferrol acompañado de Siro y de María Fidalgo Casares que suscribe estas líneas y que tuvo el honor de tener en sus manos y participar en el borrador de la obra. “Memorias y Confesiones de un médico”

“Memorias y Confesiones de un médico” es un libro que narra una trayectoria de más de cuatro décadas de ejercicio de la ginecología y la obstetricia. Emociona y deja de manifiesto los condicionantes de la praxis médica y las “espinas” que el autor reconoce haberle dejado cual heridas indelebles. Nos habla de capítulos de éxitos y de fracasos, y deslumbra cuando nos presenta a un hombre metódico y firme que se sumerge en las nebulosas aguas de la depresión. Junto a ello, unos sólidos valores éticos y unos bastiones que dan sentido a su vida: la familia y la medicina. Todo ello articula
un gran fresco vital de una persona íntegra que se asoma en las páginas de una autobiografía que destila una profunda sinceridad, valor que no se prodiga en el mundo de hoy.

Lea también

El Concello de Ferrol amplía el aforo para el ballet ruso ‘El lago de los Cines’, que se representará este domingo en el Auditorio municipal

El Concello de Ferrol, debido a la actualización de la normativa covid y a la ampliación …