Valdoviño-Abrió sus puertas el restaurante»Mare Nostrum», en A Frouxeira

Por fin abría sus puertas al público , en Valdoviño, Mare Nostrum, una de las
ofertas gastronómicas más esperadas de Galicia. Este pasado viernes se celebraba un pequeño acto privado de inauguración a la que acudieron autoridades, amigos, restauradores y empresarios de la zona que quisieron acompañar al ferrolano Luis Pernas y la naronesa Ana Plana, la pareja de emprendedores que ha apostado por el singular complejo. Asistieron el alcalde de Valdoviño, Alberto González Fernández junto a los concejales Sergio Saavedra Gutiérrez y Alejandro García Sousa

El restaurante está situado en un pequeño promontorio en primera línea de la Playa de la Frouxeira en Valdoviño. Existía un negocio previo, El Palmar, muy conocido y todo un clásico. El nuevo local no sólo ha cambiado de nombre, sino que ha sido renovado por completo, tanto en el exterior como en el interior.  Fue muy llamativo cómo los asistentes no cesaban de hacer fotografías del local impactados por la visión tan diáfana y espectacular de la playa que ofrecía el restaurante.

Panorámica del local

La filosofía del proyecto se basa en dos puntos clave: ofrecer comida gallega de gran calidad y hacerlo en un enclave privilegiado. Por ello, se ha articulado un espacio donde la gastronomía y el bienestar se funden y  en el que poder disfrutar de la experiencia completa. Se ha abierto la terraza hacia el interior, por lo que desde cualquier punto del nuevo local se puede ver el mar. Y para completar esa apertura, se ha instalado un novedoso sistema de puertas plegables.

Unos extensos ventanales sobre el mar

Una decoración que aúna comodidad y diseño

La decoración ha querido potenciar este privilegio paisajístico y los enormes ventanales son su seña de identidad. El mobiliario es muy neutro y de líneas horizontales y armónicas para que todo el protagonismo recaiga en la espectacular panorámica. El gran acierto ha sido que pese a que la modernidad de la concepción es
rotunda, no han elegido los materiales tan punteros como el acero cortén, ni la influencia industrial, y han optado por piezas más cálidas de diseño sencillo, mesas amplias de maderas claras y sillas de diseño muy cómodas. Las lámparas geométricas y molduras de líneas apaisadas redondean un espacio de elegancia sobria y
envolvente que, junto a la calidez del suelo de madera, invitan al visitante a querer pasar una velada inolvidable contemplando el mar rugiente degustando una buena comida.

En el exterior, de nuevo las líneas sobrias y volúmenes puros en blanco que parecen fundirse con las dunas de la playa. Y el nombre elegido Mare Nostrum, aunque a algunos les evoque al Mediterráneo, busca la literalidad: el Mar Nuestro.

Emprendedores en Ferrolterra

Los empresarios, que han diversificado su campo empresarial en distintos ámbitos en diferentes puntos de Galicia, apostaron por este proyecto “porque desde niños nos había gustado esta playa” y visualizaron la oportunidad de crear un sitio perfecto, una nueva referencia en el Valdoviño contemporáneo. En Mare Nostrum han
creado varios espacios, una zona cocktailbar, el restaurante, dos terrazas al aire libre y en la parte baja un surfbar llamado Aloha dedicado a comida rápida de buena calidad como hamburguesas, pizzas… y platos variados con nombres hawaianos, y terraza propia con jardín. No sólo los surferos, también niños y jóvenes podrán comer allí con la atenta mirada de los padres que desde el restaurante podrán observarlos.

Lily la cocinera

Lily es la chef creadora de la magia en los fogones del Mare Nostrum, con la curiosidad de que es campeona de pesca de playa y el veterano José Cáceres es el jefe de sala. Cocina gallega, producto de calidad y amor por los platos de siempre bien hechos, son los tres ingredientes que van a caracterizar la cocina de este restaurante. En la carta, el comensal se puede topar tanto con placeres del mar, carnes exquisitas como también con propuestas de verdura gallega para los que “piensan en verde”.

En el evento de inauguración, los asistentes fueron recibidos con una copa de espumoso Mar de Frades servido por una atenta comercial y degustaron jamón recién cortado y diferentes platos.

El alcalde del Concello afirmó que “Este nuevo proyecto es un valor para Valdoviño. Le deseo todo el éxito, proporcionará nuevos empleos directos e indirectos y apoyará a la reactivación económica de nuestro pueblo”. “Este verano la afluencia ha sido extraordinaria, los alojamientos están completos y los negocios llenos. Con Mare
Nostrum tenemos una nueva e interesante opción para las familias locales y visitantes”.

Una de las terrazas

No cerrará en invierno

En relación con que el proyecto no se limite a la estación de verano, la intención de Luis Pernas y Plana es abrir también en el invierno. Los empresarios proporcionarán autobuses para que quienes organicen comidas puedan desplazarse hasta el restaurante sin problemas de coche.

El alcalde de Valdoviño Alberto González declaró que le parece una magnífica idea porque la población va en ascenso. “Valdoviño este año ha aumentado significativamente de población por la pandemia. Muchos que tenían aquí su segunda residencia, han pasado todo el invierno, les ha gustado y ya han decidido
quedarse”.

Si El Palmar ha sido un lugar histórico, no cabe duda que Mare Nostrum adaptada a los nuevos tiempos va ofrecer algo único y difícilmente superable. Un ambiente perfecto para degustar la naturaleza a través de la gastronomía y de una visión de una
belleza singular. Como rezan las camisetas de su personal “un disfrute para los sentidos”.

Lea también

Cabanas-Aparatoso accidente de tráfico con importantes daños materiales y dos heridos

Un aparatoso accidente de tráfico se registró pasadas las seis y media de la tarde …