Ares-«Proyecto CES». Control y cuidado de las colonias felinas en consonancia con la salud pública

El proyecto CES (Captura, Esterilización y Suelta) puesto en marcha en el 2016 continúa dando pasos para consolidarse como una iniciativa que perdure a lo largo del tiempo.

Gracias a la relación entre el voluntariado que forma parte del programa y el Concello de Ares, además de la disposición y actuaciones de la clínica veterinaria San Antonio de Ares, el CES desarrolló nos sus más de cuatro años de recorrido distintas dinámicas de supervisión de la población felina. La última novedad del proyecto: la colocación de carteles de identificación para cada colonia de gatos habida en el municipio, junto con señales divulgativas de buenas prácticas para todo el vecindario.

De esta manera, el CES se focaliza actualmente en el mantenimiento, mejora y ampliación de las infraestructuras que se fueron creando paulatinamente a lo largo de la localidad; unos espacios, las colonias felinas, que sirven de lugares de referencia para el control de los gatos y también como puntos centrales de alimentación. La tarea de los voluntarios y voluntarias es clave para garantizar el buen funcionamiento de estas colonias, al llevar el peso del seguimiento y supervisión de sus felinos.

Ante la pregunta de cales son sus motivaciones, Rosalía Rodríguez,  voluntaria del programa, expone que «seguir mejorando la calidad de vida de estos animales es lo que más me motiva; hay acción pequeñas que pueden tener muchísimo valor para uno mismo»

También María José González continúa como voluntaria en la iniciativa por un doble sentimiento: «el amor por los animales y el sufrimiento que supone verlos morir en las calles de hambre, frío o enfermedades»

Y en relación con las satisfacciones personales, Sandra Sánchez destaca su carácter emocional: «el cariño es de las cosas más gratificantes que nos dan. Los gatos terminan esperándonos y conociéndonos»

En última instancia, a labor del Concello está centrada en promover una mayor coordinación entre los voluntarios, estableciendo un grupo cohesionado que permita redistribuir esfuerzos y ayudar en la gestión común de las colonias. Se trata, pues, de coordinar y organizar las prácticas individuales del vecindario y resolver los posibles problemas tanto materiales como de comunicación que puedan surgir en el desarrollo de las actividades del CES.

Los objetivos y beneficios del proyecto CES

El programa busca conseguir una cierta armonía en la relación que se establece entre el bienestar animal y la convivencia ciudadana. Los verbos que componen el nombre del proyecto dan buena cuenta de su objetivo: se capturan a los gatos que viven en áreas determinadas del municipio, se desparasitan, esterilizan en la clínica veterinaria de Ares y posteriormente se sueltan en su lugar de origen, ya con una supervisión de su salud y con unas mejores condiciones sanitarias.

Miguel Martínez, encargado de una de las colonias, aumenta las acciones fundamentales de la iniciativa. «La labor del voluntariado va más allá de las siglas del CES. Al final, alimentamos, cuidamos y mimamos a los felinos de los que nos hacemos cargo; estamos pendientes de su salud y bienestar de manera continua» expone Martínez.

Con todo, la esterilización de los animales permite evitar la reproducción masiva, reduciendo las peleas, su deambulación y mejorando su calidad de vida en general. Sintéticamente, el CES pretende poner en marcha una política de control de la población felina que redunde en una mejora de la salud pública, mas también del bienestar animal del entorno urbano; las colonias felinas, siempre que se controle su proliferación y condiciones sanitarias, se constituyen como un factor positivo para el control ecológico de plagas de roedores e insectos.

«Queremos que el proyecto también busque la concienciación ambiental basada en el respeto y cuidado de la naturaleza y los animales. Consideramos que debe ser uno de los pilares básicos de la política de bienestar animal que llevamos a cabo desde el Concello», destacó la concejal Noelia Montero, implicada en la iniciativa.

En la actualidad, existen unas 10 colonias felinas gestionadas por el voluntariado del CES, situados a lo largo de todo el casco urbano de Ares y también en el Monasteiro de Santa Catalina.

Todas las personas interesadas en colaborar en el cuidado de una colonia del programa, ayudando a mejorar las condiciones de vida de los gatos y a promover un ecosistema local más sostenible, pueden inscribirse contactando vía WhatsApp en el 696 03 52 24.

Lea también

Falleció Dolores Saavedra Cinza, madre del alcalde de Neda

A los 86 años de edad ha fallecido en la mañana de este lunes en …