San Sadurniño-El Concello firma un convenio con Moeche para reparar el puente do Sixto

El puente do Sixto, que conecta o Carbeiral (Bardaos) con Moeche, lleva casi un año cerrado al tráfico por una fisura detectada en la plataforma el pasado otoño. En un primer momento, los municipios de San Sadurniño y Moeche se reunieron con Aguas de Galicia al pie del puente para ver la magnitud del problema y buscar una solución que cumpla con la exigencia de ser duradera y, sobre todo, que pudiera materializarse lo antes posible.

En este sentido, ambos concellos han remitido al organismo autonómico un proyecto diseñado bajo sus recomendaciones técnicas y se espera que la Xunta autorice próximamente los trabajos, que deberán contar además con un informe favorable de la Dirección Xeral de Patrimonio Natural. Mientras tanto, San Sadurniño y Moeche avanzan paralelamente en la parte administrativa con la firma de un convenio para financiar cada cual la mitad de la reparación, que asciende a algo más de 38.000 euros e IVA incluido

El alcalde, Secundino García, ha señalado este viernes, día 24 de septiembre, tras la firma del convenio que «no puede seguir esperando», además de justificar la demora acumulada en el que fue necesario «encargar y redactar un proyecto adecuado a las necesidades y normativa autonómica medioambiental y de aguas» con el objetivo de presentar un documento a Aguas de Galicia «que no se debería tocar ni un punto ni una coma para evitar mayores retrasos» De hecho, el documento se elaboró ​​siguiendo las pautas de los técnicos del ente autonómico, que ya en su visita de noviembre se habían ofrecido a revisar tantos borradores del proyecto como fueran necesarios y formular los detalles oportunos antes incluso de que el diseño técnico y la solicitud de autorización se registrasen oficialmente.

Con respecto a los permisos autonómicos en palabras del alcalde «no deberían tardar. Somos conscientes de que el personal de Aguas de Galicia ya inspeccionó el puente hace unas semanas y la cosa, por fin, parece que está encaminada»

El convenio de colaboración entre San Sadurniño y Moeche establece los términos de colaboración intermunicipal para cubrir los costes del proyecto. El compromiso es que, al ser una infraestructura que forma del límite entre los dos municipios, el precio de la obra será asumido por ambos al 50%. El convenio también estipula que la parte administrativa de la licitación se hará cargo el Servicio de Contratación de San Sadurniño 

Las obras, valoradas a un precio de salida de 38.017,49 euros, IVA incluido, se contratarán mediante procedimiento abierto simplificado utilizando el factor precio como criterio de adjudicación, con un plazo máximo de ejecución de 2 meses que las empresas licitadoras podrán reducir en sus propuestas. El objetivo es «licitar de inmediato y acortar los plazos todo lo que se pueda», dice Secundino García insistiendo, en que sin la autorización de Aguas de Galicia acompañada del informe favorable de la Dirección Xeral de Patrimonio Natura «las obras no pueden empezar»

La obra incluirá la construcción de un embarcadero a ambos márgenes del arroyo que dará más paso al ojo del puente y también una elevación ligeramente mayor. También aumentarán el ancho y el largo, que pasarán de poco más de 2 metros a 3,50 y de 5 metros a 6,80 respectivamente. El puente se apoyará sobre una plataforma de hormigón armado que se cubrirá con una capa de aglomerado, además de incorporar barandillas metálicas protectoras.

Lea también

Falleció Dolores Saavedra Cinza, madre del alcalde de Neda

A los 86 años de edad ha fallecido en la mañana de este lunes en …