Editorial-(I)¿Reganosa contra los mugardeses?. Exige a quien no debe y ¿porqué ahora?

Este pasado lunes la ciudadanía, especialmente los mugardeses «desayunaban» con una información que incluso algunos tildan de tendenciosa en la que se anunciaba que «un fallo del Tribunal Económico Administrativo Central obliga al Concello de Mugardos a devolver a Reganosa unos seis millones de euros por cobros incorrectos del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) entre 2009 y 2019» indicándose además, suponemos que por alguna oficina encargada de distribuir información positiva de la empresa mugardesa que Reganosa afirmaba «que ofreció cinco salidas diferentes para que la administración local hiciese frente a esa obligación, en el marco de un proceso de negociación».

Y hasta ahí, punto y seguido. Una reclamación a un concello que, gobernando unos u otros, siempre defendió la presencia de Reganosa en el término mugardés, enfrentándose incluso a ciertos colectivos «independientes» o vecinales.

Curiosa la prisa en transmitir la información de la que se encargó en propagar, como no, «la agencia oficial».

Pero la pregunta que se hacen muchos….y como suele añadirse..muchas, es .¿Es que Reganosa, una empresa que para algunos no pone pegas incluso para patrocinios publicitarios, había agotado todos los canales para llegar a un entendimiento con el concello?. ¿Es qué los principales»dueños» de Reganosa, aquellos descendientes del hombre que empezó muy joven sirviendo detrás del mostrador del ultramarinos de su familia y acabó levantando un emporio empresarial, solo piensan en «amasar» y no en colaborar , como felizmente lo hacen con el sector alimenticio? ¿Se acuerdan del ¡vivamos como galegos!?. ¿Es que no puede existir un verdadero diálogo entre Reganosa y el Concello de Mugardos, cuando ninguna de las corporaciones que lo han gobernado o gobiernan son culpables de los que alega Reganosa?. Diálogo y no amenazas veladas a través de los medios de comunicación, no desde luego Galicia Ártabra.

D I A L O G O..»puesto que el espíritu del diálogo, es completamente diferente a lo que está sucediendo, nadie debe tratar de ganar y, si alguien gana, todo el mundo sale ganando. En el diálogo no se trata de obtener más puntos ni de hacer prevalecer una determinada perspectiva porque, cuando se descubre un error, todo el mundo sale ganando. El diálogo es un juego al que podríamos calificar como «ganar-o-ganar» (a diferencia de lo que ocurre en la discusión, un juego del tipo «yo-gano-tú-pierdes»). Pero el hecho es que el diálogo es algo más que una participación común en la que no estamos jugando contra los demás sino con ellos» decía recientemente un conocido articulista.

Si, diálogo, como trató de hacerlo Reganosa cuando se implantó en Mugardos en contra de muchos pareceres, diálogo en el que también debiera participar la Xunta de Galicia al ser un accionista, aunque minoritario pero que siempre tiene mucho que decir porque más de una vez ha tenido que «sacar las castañas del fuego».

Parece como si Reganosa nos quisiera meter en esa Galicia de la que escribe una señora jueza de Marbella, después de tanta nota publicitaria de su buen hacer.

Y sin más, recogemos las palabras de la nota oficial del concello de Mugardos, «los argumentos esgrimidos por Reganosa no son ciertos»».

Así que como decía Vicentón, aquel célebre cronista deportivo, «Calma, mucha calma y grandes dosis de serenidad«. ¿Reganosa y la serenidad concuerdan en el caso de la reclamación al concello de Mugardos?. Que lo demuestre la empresa regasificadora instalada en medio de la ría ferrolana.

El edil de Hacienda de Mugardos ha sido más que claro «No es al Concello a quien se debe reclamar el dinero y es por tanto nuestra obligación defender a la administración local y sobre todo, los intereses de nuestros vecinos”. Como suele decirse en términos marineros «Brazo Zulú»

Desde Ultramar, Pedro Sanz-Director

Lea también

Editorial¿Llegará algún día el consenso municipal pensando en Ferrol?

Ya se sabe que no se le pueden pedir peras al olmo, pero los ciudadanos …