En la madrugada de este sábado al domingo hay que retrasar los relojes una hora

 En la madrugada de este sábado al domingo, día 31 de octubre, es cuando los relojes deberán atrasarse una hora para entrar en el horario de invierno. Cuando las agujas del reloj marquen las tres de la madrugada, se tendrán que retrasar una hora, a las dos, lo que significa que tendremos una hora más para descansar. Lo más más práctico, para evitar despistes, es que ya esta noche atrasemos los relojes cuando nos vayamos a acostar.

La modificación horaria de otoño se aplica en todos los países de la Unión Europea (UE), a fin de ajustar la jornada laboral a las horas de luz natural. A partir del domingo 31 de octubre amanecerá y anochecerá más pronto, hasta que el próximo marzo se realice el cambio horario de la primavera del 2022.

Lea también

Galicia Ártabra sortea un cuadro de Carlos Barcón entre sus lectores y amigos

Galicia Ártabra  con motivo de estas Navidades, un año más sorteará el cuadro «Nevada en …