“A 500 metros de casa”

José Miguel Mahía Prados*

Cuando una persona da el paso y decide entrar a participar en política, debe de hacerlo con todas y cada una de las consecuencias. La política no es vino y rosas, es trabajo, sacrificios personales y muchos sinsabores que en multitud de ocasiones no se ven recompensados de forma diaria, pero si cuando corresponde.

Hace unas semanas la empresa REGANOSA, una empresa por la que ha quedado patente finalmente el compromiso de corporaciones de todos los colores políticos mugardeses, solicitó la devolución de ingresos indebidos por valor de unos 6 millones de euros al Concello que la vio nacer, que permitió que se asentara aquí, y que floreciera en esta esquina de la Ría de Ferrol.

Y sí, que floreciera. Sólo en el año 2020, un año en el que empresas locales, negocios familiares y amigos tenían que quedarse en paro y sobrevivían con los ERTE como consecuencia de la COVID-19, la empresa REGANOSA ha tenido unos beneficios de 16,8 millones de euros. Y no solo con ello, ahora reclama todos los impuestos pagados por su actividad desde que comenzó allá por el lejano 2009 como si fuera una factura por todo lo aportado estos años.

Es innegable que esta empresa ha dejado patente su marca en nuestro pueblo, ahí está el Centro de Interpretación de Caldoval que tuvo que construir para albergar los restos que se encontraron donde ahora está edificada la planta, o las donaciones para las fiestas que se realizan en este Concello entre otros gastos.

Pero también es innegable que una imagen de responsabilidad social va más allá de hacer aportaciones para poner un jardín o donar unos euros a la fiesta del pulpo. Esa imagen va también de ayudar al Ayuntamiento que le dio cobijo cuando nadie la quería, a mantener los servicios sociales y públicos por los que tanto lucharon nuestros padres y abuelos.

La devolución de 6 millones de euros que piden supone la quiebra de este Concello hipotecando el futuro de Mugardos y que supone el 86% de los recursos anuales de esta administración. Cada vecino tendría que pagar 1.100€ para liquidar esa factura. Para que os hagáis una idea del impacto que esta reclamación significa, un recibo anual de impuestos por la actividad de la planta, supone sufragar la mitad de todo el servicio de ayuda en el hogar. Un servicio capital que durante nuestra etapa en el gobierno hemos incrementado desde unas decenas hasta casi un centenar de usuarios.

Además no solo planea una devolución de dichos impuestos, si no pagarlos fuera de aquí ¿Y a dónde irían estos impuestos si no se pagan en Mugardos? A Madrid. Irían destinados a aumentar más sus beneficios sin importar en nada como esto afecta a ese Ayuntamiento donde tiene instalados sus tanques de almacenamiento y todo el proceso de regasificación.

Pagar menos impuestos, pagar fuera de Mugardos y de Galicia, y tener los tanques en la ría de Ferrol. Eso es, en mi humilde opinión tanto como concejal como vecino que tiene la planta a 500 metros escasos de la puerta de su casa, inadmisible.

La responsabilidad social de una empresa va más allá de poner una cifra en sus cuentas anuales, va de compromisos firmes y decididos con el entorno donde se asienta. Va de materializar ese acuerdo por el que tanto el Alcalde como todos los miembros del gobierno llevamos luchando desde que entramos en el gobierno de invertir en el Zárate los fondos comprometidos, e incluso materializar esa biblioteca que tanto necesitamos, y de la que solo recibimos una carta de la empresa denegándonos financiación a dicha obra.

¿Es esta la responsabilidad social de Reganosa? ¿Pagar los impuestos por su actividad fuera de donde la realiza, reclamar todos los impuestos que ha pagado por su actividad desde que se puso en funcionamiento a razón de 1.100€ por habitante, y dar carpetazo a los grandes proyectos que Mugardos necesita y reclama? Espero y aguardo que la empresa recapacite, que acometa las obras y los proyectos por los que tanto hemos trabajado, y que su compromiso no solo se haya quedado en una nota de prensa publicada en etapa electoral.

De otra forma, parecerá que esa responsabilidad social de REGANOSA, que en teoría tendría que salir del interés general de la empresa de dejar el entorno en el que se encuentra ubicada en mejor situación que cuando no estaba, se quedará en pasarle una factura por todo lo aportado a Mugardos desde su puesta en funcionamiento y jugar el papel de usurero del Ayuntamiento.

Comenzaba este artículo hablando de que cuando uno entra en política lo hace con todas las consecuencias. Los vecinos nos ponen aquí para que defendamos sus intereses, para que demos la cara en los momentos difíciles y no solo salir en las fotografías. Y este gobierno del que tengo el honor de formar parte, con su Alcalde Juan Domingo de Deus a la cabeza, no va a dar ni una sola batalla por perdida, y ni un solo centímetro de terreno por perdido de lo que a Mugardos le corresponda y entienda que es justo.

Vamos a defender a este Ayuntamiento, a esta institución, vamos a defender a nuestros vecinos, y lo haremos con la certeza y la convicción de que haciendo esto, estaremos haciendo lo mejor y lo correcto para Mugardos.

Mugardos merece la mejor versión de todas las partes para que mire al futuro con optimismo y avance a donde todos queremos llevarlo, y por lo que nos corresponde, la daremos.

*José Miguel Mahía Prados es Concejal Delegado de Hacienda, Personal, Participación, Formación y Desarrollo del Concello de Mugardos

Lea también

Sabores ártabros-Ya es temporada de setas, para los que no crean que es pan de raposo.

José Perales Garat Don Segundo Mendoza era un cura al que se citaba en mi …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *