Ferrol-Este martes regresa a su base la «Juan de Borbón» tras su integración en la OTAN-1 en el Atlántico Norte

Fragata «Juan de Borbón»

La Fragata “Almirante Juan de Borbón” llegará a su puerto base, el Arsenal Militar de Ferrol, a las 10 horas de este martes, 9 de noviembre, tras concluir su integración en la Agrupación Naval Permanente de la OTAN número 1.(SNMG-1 en sus siglas inglesas). El acto de bienvenida estará presidido por el Comandante de la 31 escuadrilla de superficie, CN Gonzalo Leira Neira.

La «Juan de Borbón» había partido del puerto de Ferrol, al mando del capitán de fragata José María Almira García el día 14 de septiembre. La dotación de la Fragata está formada por un total de 225 personas, la propia tripulación del buque, más personal de la unidad aérea embarcada que en este caso es un helicóptero SH60B de la 10ª Flotilla de Aeronaves y también un Equipo Operativo de Seguridad de la Infantería de Marina. En todo este grupo se cuenta con 30 mujeres.

Ahora vuelven a casa tras haber navegado más de 11.000 millas completando con éxito su integración y haber puesto de manifiesto el compromiso que España y las Fuerzas Armadas tienen con la OTAN.

EL BUQUE, MUY PREPARADO PARA LA MISIÓN

El día de su partida hacia aguas del norte el CN Gonzalo Leira Neira había señalado a Galicia Ártabra que «la «Juan de Borbón» ha completado un proceso de alistamiento exigente para esta misión con un proceso de adiestramiento y y certificación y además también con unas condiciones todavía más exigentes derivadas de la pandemia dado que coincidió su fase final de adiestramiento con un repunte de casos de covid en toda España.

El buque cuenta con un equipo muy cohesionado. Ha hecho su preparación de forma muy concienzuda y llega a este momento muy preparado para cumplir su misión».

EL DESPLIEGUE

Durante el despliegue el buque ha realizado presencia naval en el Mar del Norte y el Mar Báltico. Además, ha participado en el ejercicio multinacional “Joint Warrior 21-2” en Escocia y en las maniobras británicas “Fost” al sur de Reino Unido, en los cuales ha visto incrementado su adiestramiento en múltiples áreas, y donde ha aportado su notable capacidad de defensa aérea.

La actual situación sanitaria debida al COVID-19 ha requerido de medidas excepcionales por parte del buque. Las visitas a bordo y las salidas a tierra no han estado autorizadas para evitar contagios y poder continuar con la misión.

La SNMG-1

La SNMG-1 es una agrupación multinacional y en esta ocasión la Fragata española ha coincidido con un buque canadiense, un portugués, un noruego, un holandés y un belga. Esto incrementa la interoperabilidad entre las Armadas de los diferentes miembros de la OTAN. Además, la “Almirante Juan de Borbón” ejerció como buque de mando durante 20 días, durante los cuales embarcó al Comodoro canadiense al mando de la agrupación y parte de su Estado Mayor.

LA «JUAN DE BORBÓN«

Como el resto de su clase, fue desarrollada en los astilleros Izar, hoy Navantia, (Ferrol) con un coste de 600 millones de €.

Al igual que las demás fragatas F-100 clase Álvaro de Bazán, son los primeros buques de guerra  europeos que cuentan con el sistema de combate Aegis, de origen  estadounidense, y un radar capaz de detectar movimientos de aeronaves en un radio de 600 kilómetros, que les permite actuar en igualdad de condiciones con las más modernas unidades de la Marina de Estados Unidos y participar en el desarrollo del escudo antimisiles. Tiene capacidad para detectar y seguir hasta 90 blancos móviles y dirigir los proyectiles antiaéreos y de superficie.

Son los primeros buques españoles con casco de protección balística de acero de alta resistencia. Completa su protección con motores montados sobre piezas elásticas, que no transmiten ruido al casco, por lo que son más difícilmente detectables por submarinos. Durante la fase de desarrollo, se puso especial énfasis en el diseño de las formas del buque con el objetivo de minimizar su «eco» de radar. Las F-100 están equipadas también con sistemas de contramedidas y guerra electrónica Indra Aldebarán, de diseño y fabricación española, y un sistema acústico antitorpedos AN/SLQ-25A Nixie.

Dispone de dos lanzadores cuádruples de misiles antibuque AGM-84 Harpoon; dos lanzadores dobles de torpedos Mk-46; un cañón tipo Mk-45 de cinco pulgadas con capacidad de disparo de 20  proyectiles  por  minuto y 23 km de alcance; y un lanzador vertical Mk-41 con 48 celdas; cuatro lanzachaff que emiten señuelos para confundir a los misiles enemigos, y un helicóptero SH-60B Seahawk, preparado para la lucha antisubmarina y antisuperficie.

La dotación de la Fragata está distribuida a bordo por empleos y especialidades de acuerdo con la función que deben realizar. Por empleos el buque cuenta con 21 oficiales (comandante incluido), 35 suboficiales, 63 Cabos primeros, 41 Cabos y 41 Marineros.

Por especialidades el buque cuenta con especialistas en Artillería, Armas Submarinas, Electrónica, Comunicaciones, Energía y Propulsión, Administración, Alojamientos, Maniobra y Navegación, Sistemas Tácticos, Artillería y Misiles, Direcciones de Tiro, Sonar, Mecánica, Electricidad y Hostelería. En un elevado porcentaje son gallegos, pero en general la dotación procede de casi todos los sitios de España, de la costa e interior, del norte y sur, del este y oeste. Un 15 % son mujeres y un 11 % son marineros procedentes de países amigos de Sudamérica.

 

 

Lea también

Galicia Ártabra sortea un cuadro de Carlos Barcón entre sus lectores y amigos

Galicia Ártabra  con motivo de estas Navidades, un año más sorteará el cuadro «Nevada en …