Rasgando el silencio

Julia Mª Dopico Vale

El pasado lunes, 8 de noviembre, se inauguraba en la Sala Manuel García del Teatro de la Maestranza de Sevilla “Rasgando el Silencio”, un ciclo de conciertos en el que se rescatarán las obras de sesenta compositoras escritas entre 1750 y 1980, resultando ser la primera vez que un coliseo de ópera español programa con exclusividad música escrita por mujeres.

Y es que históricamente, el mundo de la creación musical ha sido de evidente dominio masculino, considerándose la actividad impropia para ellas, que mayoritariamente no podían acceder ni a la formación ni al ejercicio profesional, siendo las que mostraban sus inquietudes musicales sometidas a un severo escrutinio social y también personal, como demuestran las difíciles biografías de las excepciones conocidas. Vidas truncadas por la condición de género que condujo a estas talentosas mujeres a salvar ímprobas dificultades, a firmar con seudónimo para ver sus obras editadas, a ser silenciadas y siempre olvidadas, vagando su música por las aguas del Leteo.

El último movimiento crítico y académico que surge en la década de los setenta del pasado siglo, al que se suma la labor de numerosos investigadores, viene a
demostrar la existencia de obras de cientos de compositoras que asoman como “la punta de un iceberg inmenso, en uno de los secretos mejor guardados y en el más escandaloso silencio de la Historia de la Música”.

Bajo el título “Sérénade. Doce compositoras escriben para violín y piano”, la pianista Carmen Martínez- Pierret y la violinista Clara Cernat rasgaron este silencio
musical presentando obras de la compositora inglesa Ethel Barns ( 1874- 1948), la
norteamericana Amy Beach ( 1867-1944), una de las primeras compositoras de los EEUU, la prolífica romántica Mel Bonis ( 1858-1937), la precoz Cécile Chaminade ( 1857-1944), la venezolana Teresa Carreño ( 1853-1917), la que fue niña prodigio Teresa Milanollo ( 1827- 1904), la parisina de ascendencia española, Pauline Viardot ( 1821-1910), de Lili Boulanger (1893-1918), la primera mujer en obtener el prestigioso Premio de Roma, de Germaine Tailleferre ( 1892-1983), la única mujer célebre del “Grupo de los Seis”, de Régine Wieniawski (1879-1932) la británica que firmaba sus obras con el seudónimo de “Poldowski”, de la aristócrata croata Dora Pejacevic (1885-1923) y de la polaca que también desarrolla una gran
carrera como violinista Grazyna Bacewicz ( 1909-1969) .

La próxima cita de la interesante e imprescindible propuesta es el próximo 20 de diciembre, en ésta nuevamente Carmen Martínez- Pierret y Thierry Huillet nos presentarán “Compositoras en Danza. Piezas para piano a cuatro manos”. Desde Ferrolterra la adhesión a la magnífica iniciativa y la admiración ante una música “de primera”.

 

Lea también

Sabores ártabros-Ya es temporada de setas, para los que no crean que es pan de raposo.

José Perales Garat Don Segundo Mendoza era un cura al que se citaba en mi …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *