Editorial-Homenaje y gratitud a dos ferrolanos

En estas últimas jornadas del miércoles y jueves dos ferrolanos han sido, son, noticia en una ciudad en la que se destaca muchas veces por el olvido, por la ingratitud, y por los pocos agradecimientos.

Carlos Barcón Collazo, y José María Cardona Comellas, han sido noticia el primero por dedicarle la Sociedad Artística Ferrolana una publicación en la que se recogen, entre otros temas, una serie de poemas de destacados poetas pasados y actuales dedicados a su persona. Cardona por haber presentado su dimisión como gerente de EXPONAV después de nueve años de permanencia en el cargo, no retribuido, y cuatro como secretario de la fundación.

Dos nombres de ferrolanos de pro, que como todos, siempre tenemos nuestros toxos…aunque mas froles, han laborado y laboran en beneficio de nuestra ciudad.

Carlos Barcón Collazo, un «neno da rúa Rubalcava«. Un veterano sobre el que no pasan los años y que como el buen vino..cada año de vida va a más.

Hablar de Carlos Barcón es hacerlo de una persona dedicada a la Cultura, desde su faceta de pintor, desde un hombre entregado a la SAF, a esa Sociedad Artística Ferrolana que acaba de cumplir sus bodas de oro y en los que durante esos cincuenta años allí estuvo él, aquí está Barcón, siempre en segunda línea, trabajando por la Cultura de Ferrol, de la de Galicia.

La SAF le ha dedicado una publicación, ¡qué menos!, aunque sin ánimo de ganar su amistad, porque ya está ganada, me atrevería a decir que bien merece que nuestro Concello no se olvide, se acuerde, que en Ferrol hay personas que han dedicado sus años de vida a trabajar por y para Ferrol, sin pedir nada a cambio.

Otras entidades y organismos, desde luego la SAF al nombrarlo presidente de honor, han tenido en cuenta a la figura de Barcón, pintor, escritor, comentarista, crítico de arte,..y así es miembro de la Real Academia de Bellas Artes de Galicia y de la Academia de las Ciencias y de las Artes Militares. Pertenece a las asociaciones española e internacional de críticos de Arte, así como a la Unión Internacional de periodistas. Caballero de la Orden del Camino de Santiago. Miembro de la Cofradía Europea de la Vela y un largo etc. y como no colaborador de Galicia Ártabra.

No hay exposición, rastrillo, mercadillo benéficos en los que Carlos siempre esté dispuesto a colaborar, a aportar alguna de sus obras.
Y además, a todo eso, se suma algo importante, es buena persona y es buen amigo.¿Qué más?
Lo de este miércoles en el Casino Ferrolano, uno de los actos más destacados de la SAF, con la presentación de la revista «Poesía Galicia» y de la publicación dedicada a Carlos Barcón ha sido todo un éxito y se pagó una mínima deuda de lo mucho que le debe la Sociedad Cultural.

Por su parte José María Cardona, un capitán de navío ingeniero naval ya en la reserva, aguantó contra viento y marea en el difícil desempeño de su cargo de gerente de Exponav.

Todos sabemos, o por lo menos muchos, que la Fundación Exponav, cuyo buque insignia es el Museo de la Construcción Naval, pasó desde siempre por algún que otro apuro económico pues sus ingresos salvo las aportaciones de los «Patronos» son escasísimos, y esas aportaciones por aquello de la burocracia llegan con retraso, pero desde la gerencia contando siempre con la presencia del Almirante del Arsenal, se ha sabido ir salvándose del temporal y llevando esa institución adelante, a buen puerto.

Buscando en la hemeroteca se podrían colgar muchas medallas a José María Cardona.
Se ha logrado en la pre-pandemia ser el Museo más visitado de Galicia con más de 35.000 visitantes. Completar el recorrido de la primera planta con las salas Navantia, Faros y Señales Marítimas, Construcción siglos XVII a XIX. Inicio de la sala de Electrónica, Electricidad y Comunicaciones a bordo. Ocupación de la sala Carlos III al 100% en estos 9 años con exposiciones, presentaciones de libros, conferencias, etc.
Inclusión del Museo en la Red de Museos Gallegos, en la red REMA y de la Biblioteca en la red de Bibliotecas Gallegas con participación en el Consejo. Incorporación de más de 30 nuevas maquetas, entre las que destacan las de José Rodríguez y Eulogio Neira y el cambio de la cubierta del edificio con un gran coste.

Todo esto…y más. Por lo que Cardona puede abandonar el puesto de gerente con la frente muy alta y decir misión cumplida, a la que no queda más remedio que decir «Bravo zulú».

Dos ciudadanos cuyos nombres deberían figurar con letras de bronce en el marco del ferrolanismo, aunque, como siempre no faltará algún que otro detractor, ¡ de todo hay en la viña del Señor!

Desde Ultramar,
Pedro Sanz-Director

Lea también

Editorial-año nuevo…¿vida nueva?

Un nuevo año, pero atípico como el anterior, y ya no se puede decir al …