El Concello de Ferrol da vía libre al inicio de las obras en Ciudad Jardín

Tal y como había anunciado hace un mes el concejal de Urbanismo, Julián Reina, las obras para arreglar las deficiencias que presenta Ciudad Jardín se van a poner en marcha antes de que finalice el año. Mañana, 29 de diciembre, está programada la firma del acta de traza de planta, un acto que marca el inicio del plazo de ejecución de siete meses contemplado para esta actuación. Luego de este trabajo que van a llevar a cabo los técnicos sobre el terreno, el movimiento de trabajadores y máquinas se prevé para la primera quincena de enero, luego de las vacaciones del sector de la construcción.

La intervención denominada “Ejecución de los arreglos de las deficiencias detectadas en la urbanización del plan de sectorización Ciudad Jardín en O Vinculeiro” fue adjudicada el 29 de noviembre por un importe de 603.926,80 euros e incluye, entre otras actuaciones, la unión de la avenida de O Vinculeiro con la carretera de Santa Icía, la conexión viaria entre las urbanizaciones de Ciudad Jardín y O Boial, la continuidad del itinerario peatonal entre la avenida del Buque Escuela Galatea y la calle Cruz de Arriba, la ejecución de la rasante de la acera entre la carretera de Santa Icía y la rotonda norte del ámbito, la colocación de salvabordes metálicos para facilitar el acceso a las viviendas, la instalación de baldosas direccionales en todos los pasos de cebra, la reposición de aceras en mal estado, el acondicionamiento de las rotondas de la avenida de O Vinculeiro, la instalación de nuevas señales verticales y horizontales, la limpieza de las zonas verdes, la plantación de árboles, la colocación de bancos y papeleras, la renovación de la red de iluminación pública y, de especial importancia, la reparación de la red de abastecimiento de agua en el interior de la urbanización, así como la limpieza de las arquetas y el relevo de las tapas.

Solución a 16 años de problemas

Los problemas de la urbanización Ciudad Jardín vienen de largo. Así lo recordaron el alcalde, Ángel Mato, y el edil de urbanismo hace poco más de un año, el 5 de octubre del 2020, cuando anunciaron que la Junta de Gobierno Local acababa de aprobar tanto el proyecto de ejecución de los trabajos que ahora se van a iniciar como el medio para dotarlos de financiación. En aquella comparecencia explicaron que también se acababa de trasladar a la Tesorería municipal la orden para que procediera a la incautación de la totalidad de la garantía prestada por la promotora de la urbanización. Fue un procedimiento largo que culminó en junio de este año, cuando el Concello recibió el importe del aval bancario, de 549.568,66 euros. Se cumplían justo 16 años del impago del aprovechamiento urbanístico a la Administración local por parte de la empresa.

La principal consecuencia de los problemas de Ciudad Jardín a lo largo de este tiempo fue que el Concello no pudo recepcionar las obras, lo que derivó en dificultades para que los vecinos tuvieran acceso a los servicios básicos y la imposibilidad de que pudieran solicitar la licencia de primera ocupación de sus viviendas.

Tras la incautación de la garantía, el Concello asumirá el pago de la cantidad necesaria para completar los trabajos (cerca de 55.000 euros). Si las condiciones meteorológicas lo permiten, deberían estar finalizados el próximo verano.

Lea también

LETRAS GALEGAS 2022 NA ZONA NORTE-Sábado 14

EN FENE (Liga de Amigos de Barallobre) –Exposición de Traballos dos obradoiros de Palillos e …

Un comentario

  1. ¡Tiene narices!: «… colocación de salvabordes metálicos para facilitar el acceso a las viviendas… »
    ¿Y el resto de los mortales tenemos que pagarlo de nuestro peto para acceder a nuestro garage?
    Lo de Ciudad Jardín tiene bemoles, y sostenidos … : entran a vivir sin licencia de 1ª ocupación, sin entregar la urbanización al Concello; con luz ilegal (sin licencia de 1ª ocupación); con agua de obra (sin contadores en los chalés); hay obras sin licencia a esgallo (garages reformados, alpendres, casetas, piscinas), a ver si regularizan también eso.