Editorial-?Qué pinta la oposición?.¿Qué pintan los vecinos?

Justo esas preguntas  del titular del editorial se las hacen muchos ciudadanos al ver que lo que se acuerda en los plenos municipales si no lleva el sello del gobierno municipal queda paralizado “sine die” y… ”que nos las den todas”.

Claro que los vecinos comienzan a despertar y a quien se las dan todas es al gobierno local por no cumplir los mandatos plenarios.

Esto viene a cuento porque en sesión plenaria de la corporación municipal se aprobó una moción, con los votos a favor del Partido Popular y de Ferrol en Común, la abstención del BNG y los contras del PSOE para que el acuerdo del grupo de gobierno de implantar por decreto el ´limite de velocidad a 30 kilómetros por hora en la carretera de Catabois, carretera de Castilla y avenida de Esteiro se dejase sin efecto.

Esa moción aprobada el 27 de enero parece que no gustó nada al edil de tráfico, pues todos los comentarios fueron a que él señaló que esa velocidad, a 30 k/h. no se iba a variar, en contra de los acordado y de asociaciones de vecinos, taxistas, comerciantes, y… un largo etc.

El Partido Popular llegó a denunciar públicamente a Mato de «secuestrar la democracia plenaria» … eso a primeros de febrero.. pero na de na. La asociación de vecinos de San Pablo lleva recogidas cerca del millar de firmas de protesta pero..na de na. ¿Qué hace falta entonces?.

La pregunta es clara y precisa ¿qué pinta la oposición si los acuerdos plenarios no se tienen en cuenta?

Es más … ¿qué pintan los vecinos?. Se defiende, a boca grande, el asociacionismo vecinal, pero a boca chica, ni caso…. no solo en este tema, en otros muchos, salvo que “te saquen” de vez en cuando en alguna fotografía en internet diciendo aquello de … ”que buena es la madre Asunción que nos lleva a todos de excursión” mientras al resto…ni agua.

Al César lo que es del Cesar, a la oposición lo que es la oposición no solo contar con ella a la hora de pedir su voto para lograr la alcaldía o echar adelante presupuestos. A las asociaciones de vecinos darles cancha, mantener reuniones, conocer opiniones … que no se enteren muchas veces por los medios de comunicación de medidas adoptadas y ya puestas en marcha. En estos días que tanto se habla de defender la democracia, menos Putin y más Ucrania…no viene mal hablar de democracia municipal. Digo yo.

Desde Ultramar
Pedro Sanz-Director

Lea también

Editorial-Galicia Ártabra “sigue en la brecha”

Si, amables lectores, Galicia Ártabra “sigue en la brecha”, luchamos por lograr el propósito al …

2 comentarios

  1. Si es que lo llevo diciendo desde siempre, que no nos merecemos más de lo que nos dan, y que si a los ciegos los metieéramos en la O.N.C.E. (A todos) la delegación de Ferrol sería la más numerosa de España.
    Somos incapaces de entender que los intereses del ciudadano en los municipios está por encima de los partidos; los servicios, los viales, la limpieza, la seguridad……..y un largo etc, están por encima de los intereses partidistas e ideológicos, y aquí siempre nos toca de lidiar con «ilustrados» que anteponen sus intereses particulares y partidarios a los de la «ciudadanía.
    Para arreglar esto, hay una cosa que se llama «VOTO» y no es de derechas o de izquierdas, es de Ferrol, que está por encima de cualquier ideología. ¡Ferrol primero! y luego la Secretaría Local del PSOE o cualesquiera que sea el interés del partido .
    Salario mínimo interprofesional y limitación de mandatos y haber cuantos valientes se aferran a la política.

  2. Totalmente de acuerdo. El voto es una herramienta de primera… si se sabe usar bien. Y es obvio que en Ferrol no se sabe usar. Después de que fuera Felipe González quien arrasase la ciudad para favorecer a otros sectores a la entrada de la UE…. hay gente que sigue votando socialista.

    Es obvio que si el PSOE vé que, aun repartiendo patadas testiculares a diestro y siniestro, la gente sigue votándoles… ¿para qué cambiar? ¿para qué estar al servicio del pueblo si hagan lo que hagan, éste sigue votándoles? Pues nada, se pone un peón al servicio del partido y sanseacabó.

    Somos como pobres niños estúpidos que van a jugar a las cocinitas cuando hay convocatoria electoral. En vez de vender caro el voto, muchos lo regalan al apesebrao de turno… y compran además la vaselina. En botes de a kilo.

    Así no se puede. La democracia no funciona si los que votan son corderos.