Día mundial del piano desde Ferrol

Julia M.ª Dopico Vale

El Día Mundial del Piano se celebra el día 88 de cada año tomado simbólicamente el número de teclas que tiene este instrumento desde el S. XIX, coincidiendo esta vez con el pasado 29 de marzo. La iniciativa partió del compositor y productor alemán Nils Frahm con el objetivo de poner en relieve a intérpretes, compositores, luthiers, público…que rodean al mundo pianístico.

La historia del piano se remonta al lejano origen de las cítaras que evolucionan hacia el monocordio (utilizado por Pitágoras para desarrollar la interválica que regirá el orden armónico occidental), al de nuestras singulares zanfonas y a los clavicordios y clavicémbalos, siendo Bartolomeo Cristofori, constructor de los mismos, quien insatisfecho por la carencia de control de los músicos sobre su volumen, inventa un mecanismo que permite producir sonidos con diferentes intensidades, apareciendo así el “pianoforte” que se da a conocer a través de un artículo de Francesco Scipione publicado en el Giornale de´ Letterati d´Italia.

Bach conoció el piano, Mozart, Haydn y Beethoven escribieron para él y así hasta convertirse en el rey de los salones de la opulenta burguesía que disfruta la convulsión sentimental de Schumann, Chopin o Liszt. Heinrich Heine, el último poeta romántico, afirma: “El predominio del piano, por no hablar de las procesiones triunfales de los virtuosos, es una característica de nuestro tiempo y atestigua la victoria de lo mecánico frente a lo espiritual”. Aun así, parecen innegables sus inmensas posibilidades y su importancia en la historia musical.

Ferrol, ciudad pianística por excelencia, rinde su tributo al piano universal: Conciertos y conferencias en el Conservatorio de Música Xan Viaño, el Concurso Gregorio Baudot convocado por la SAF y el prestigioso Concurso Internacional de Piano de Ferrol que celebrará próximamente su XXXIII edición, convierten a la ciudad en sede pianística internacional.

 

Lea también

Sabores ártabros-Publicidad gratuita

José Perales Garat Pues sí, voy a hacer publicidad gratuita, aún a riesgo de que …