Pedro Sánchez, “veni vidi et discessi “ (Llegué, vi y me fui)

(Pedro Sanz)-A la visita en la mañana de este miércoles del presidente del gobierno Pedro Sánchez, a la factoria ferrolana de Navantia se podría aplicar el latinazo de “veni, vidi et discessi “ (Llegué, vi y me fui) porque si bien fue, según se destacó, la primera visita que un presidente de gobierno efectuaba a un astillero de la empresa naval, esta visita fue un estar por la foto y poco más, en un acto interesante, el del corte de chapa de la primera de las cinco fragatas F-110 que se construirán en Ferrol para la Armada Española.

Sánchez mantuvo una pequeña reunión informativa en la que el presidente de Navantia y el director de la factoría hicieron de anfitriones, seguidamente otra con miembros del comité de empresa y al final unas palabras, apretar un botón y una salida rápida (tenía otros compromisos en otra zona de España). Y lo cierto es que los representantes de los medios de comunicación fueron citados a las diez y media de la mañana y hasta pasadas las doce y media estuvieron de plantón tras la previa comprobación que no llevaban en su poder ningún arma letal y el consiguiente paseo del perro entrenado para tal efecto. No hubo intercambio de palabras con el «presi«, no se permitieron preguntas y todo fueron sonrisas y frases bonitas.

Extrañó, muy y mucho, el que a este acto, digamos el nacimiento oficial de la fragata, no asistiese ningún “alto mando” de la Armada Española cuando las fragatas van a ser destinadas a la Defensa nacional. Si estuvo, y como siempre muy en su puesto, el almirante del Arsenal de Ferrol, pero si por la tarde la señora ministra, Margarita Robles, querida y admirada, estaba ocupada en Madrid con portavoces de grupos políticos para explicarles el material militar que España va a enviar a Ucrania….para eso están los Falcón, un vuelo rápido y solucionado, y con mejor uso que destinarlos a bodas y bautizos. Y sino que se lo pregunten a la vice primera, que según comentarios de  los que se dice “círculos bien informados” acudió a Galicia en un Falcón formando parte del grupo presidencial, pero para volver a Madrid dispuso para ella sola de otro Falcon distinto al anterior, ya que en el primero el presi se fue terminado el acto a Córdoba . Casi ná, Falcón para aquí, Falcon para allá y… los gastos “ a mayores” se disparan que es un gusto, si por la tarde también tenía otra ocupación, con quedarse en «su casa» (menuda choza) todo arreglado, como hizo doña Margarita.

Aunque bien pensado si no se podía contar con doña Margarita…. pues hay otros altos cargos en nuestra querida Armada Española que seguramente hubiesen acudido con agrado a este acto, sitio aéreo había.., uno de los Falcon rumbo a Galicia voló «de vacío». aunque los mal pensados, en algún corrillo echaban la culpa al dichoso protocolo y a que a que no hubiese un eclipse del Sol. Eclipse en el que no participaron, aunque estuvieron presentes la fenés-ferrolana Yolanda Díaz y la señora ministra Montero (ojú, qué  arte). Hubo los clásicos arrumacos de doña Yolanda y … poco más. Allí reinaba la alegría, allí estaban los de las puertas giratorias, ¡como no iban a aplaudir! Y un conselleiro de Industria que volvía a recordar lo del Pacto de Estado propuesto por la Xunta, apoyado por el Parlamento, concellos “y demás” pero para el que el Rey Sol ( L’État, c’est moi-El Estado soy yo) hace oidos sordos.

Con todo, con un corte de chapa al que siempre solían acudir segundas filas esperando a botaduras o entregas y que en esta ocasión había que utilizar para vender, la verdad, una buena mercancía, el acto de la mañana de este miércoles quedará grabado como inicio de un caminar hacia lo alto de esos trágicos picos de sierra que siempre, desde siempre, asolaron a Ferrolterra. Nos aseguran diez años de bonanza pero … ¿mientras tanto no se va a atender la demanda, general, de contar con un dique cubierto para competir con otros astilleros, e ir buscando nuevos contratos?.

PD.-Varios lectores me dicen que siendo presidente Aznar visitó la factoría de Navantia y asistió a la botadura de una de las fragatas F-100.A  pesar del trabajo, los sindicatos convocaron jornada de puertas cerradas impidiendo entrar a la factoría para el acto de la botadura y Aznar tuvo que abandonar el astillero en helicóptero. Suerte tiene, tuvo, Pedro Sánchez porque ahora los sindicatos en algunas cosas «han cambiado» ..bueno, algunos. Las hemerotecas están ahí, y eso de yo soy el primero…

Lea también

Sabores ártabros-Publicidad gratuita

José Perales Garat Pues sí, voy a hacer publicidad gratuita, aún a riesgo de que …

Un comentario

  1. Yo creo que con el video de esta ceremonia se podria hacer una pelicula titulada «Pedro y los palmeros».Seguro que nos daban un oscar.