Los obispos gallegos piden a las familias que matriculen a sus hijos en la asignatura de Religión

Los Obispos gallegos piden a las familias que matriculen a sus hijos el próximo curso en la Enseñanza Religiosa Escolar, como una formación «necesaria para crecer en la inteligencia de la fe y en la capacidad de convivencia y de diálogo» en una sociedad cada vez «más multicultural y plurireligiosa».

En una carta, han señalado que optar por la enseñanza religiosa en la escuela es «la expresión responsable» de quien se preocupa por una educación integral de los jóvenes. Así, han argumentado que si se acoge este compromiso, con la colaboración de los padres, la escuela y las autoridades educativas, será posible «construir el necesario ‘Pacto Educativo'».

Además, han explicado que esta materia ofrece conocimientos y valores necesarios para el desarrollo personal y social de los niños, los prepara para el futuro, y desarrolla su autonomía y su espíritu crítico desde la visión cristiana de la persona.

Asimismo, los obispos han hecho un reconocimiento al buen trabajo del profesorado en general y, especialmente, de los profesores de religión, que consideran han realizado «un enorme esfuerzo en su misión educativa durante estos dos últimos cursos condicionados por la pandemia». Además, los animan a «seguir siendo testimonio de calidad evangélica» en todos los ámbitos de su tarea docente.

PACTO POR LA EDUCACIÓN

En esta misiva, han criticado también la «incapacidad de alcanzar un pacto por la educación» y que el próximo curso entre en vigor una nueva ley educativa, la octava en cuarenta años de democracia, lo que a su juicio evidencia la necesidad de alcanzar dicho pacto.

En este sentido, han expuesto que la asignatura de religión mantiene una situación que, según han manifestado, «no es la deseada«, con oferta obligatoria en todas las etapas y libre elección, es evaluable, pero no computable cuando entran en concurrencia los currículos, y se limita la carga lectiva, reduciéndola a los mínimos posibles según la ley.

Así, han lamentado que no haya habido en las autoridades responsables «mayor percepción de la necesidad de cuidar un ámbito tan decisivo para la educación integral de la persona».

En esta misma línea, han expresado que esperan que la propuesta de atención educativa para los alumnos que no cursen Religión sea planteada por las autoridades educativas «de modo serio y regulado», con el objetivo de no discriminar a los que han optado por cursar Religión Católica.

La carta remitida a los medios la firman el Arzobispo de Santiago, el Obispo de Tui-Vigo, el Obispo de Lugo, el Obispo de Ourense, el Obispo de Mondoñedo-Ferrol y el Obispo Auxiliar de Santiago.

 

Lea también

Mejoras en zonas de producción de moluscos bivalvos dependientes de las Cofradías de Barallobre, Ferrol y Miño

La mejora de los resultados obtenidos en los controles que realiza periódicamente el Instituto Tecnológico …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *