San Sadurniño acoge la exposición «Inventario» de Melania Freire

Melania Freire (Lugo, 1991) es una de esas creadoras jóvenes y gallegas que se desenvuelven bien en los lenguajes creativos de la modernidad. Diseñadora de moda, directora de arte de cine y teatro, diseñadora de producción, fotógrafa…, disciplinas en las que ha trabajado mucho dentro y fuera de Galicia, en 2019 ganó el premio Mercedes-Benz Fashion Talent, moviéndose la mayor parte del tiempo en el espacio marcado por los ejes de coordenadas de la tradición y la identidad, sobre los cuales también se ha investigado a través de los objetos cotidianos, principalmente las prendas textiles

La exposición «Inventario», abierta en el Ayuntamiento de San Sadurniño hasta el 14 de junio, aborda precisamente esta indagación personal sobre cómo el presente se construye sobre el pasado vivido y transmitido de generación en generación como una pequeña llama que no se debe dejar apagar. 

La exposición consta de once fotografías que, según cuenta la autora en su web, conforman un proyecto pensado como un espacio de observación y experimentación en el que Freire se relaciona directamente con objetos familiares, buscando referentes que le permitan generar una nueva simbología contemporánea.

“El inventario es mi manera de acercarme a una tradición que no he vivido, a través de los objetos que componen mi experiencia en el hogar familiar. Para ello trabajé principalmente los textiles y en esta exposición encontraréis una reflexión personal sobre aquellos objetos que componen mi primera memoria, mi referencia a mi primera identidad, una manera de acercarme a ellos para entenderlos y traerlos de vuelta a mi contemporaneidad” , explica la autora.

La exposición está compuesta por imágenes pertenecientes a una serie cuyo inicio está marcado por “Panos herdados” (2015), el primer acercamiento de Melania Freire a “la tradición y los textiles en la tradición”. Partiendo de la tela de su bisabuela Eduvigis «que para mí era como una desconocida», la diseñadora y fotógrafa se retrata acompañada de su madre y abuela con la misma prenda en la cabeza, como una forma de «acercarse a la historia de la tela y cómo esa historia estuvo ligada a la mujer como elemento de la personalidad»“Aunque tenía un origen un poco más oscuro, en la religión, para cubrirlas, ellas conseguían llevarlo con las ataduras a un territorio propio y práctico para trabajar en el campo» comenta Freire refiriéndose al paño y modo de amarrarlo como elemento de comunicación no verbal reconvertido en acto de rebeldía contra el corsé social y símbolo de empoderamiento femenino.

En «Inventario» encontramos no solo paños, sino también cuidadas reproducciones fotográficas de mantas maragatas, los carteles «É xenealóxico» y «É fisiolóxico», idénticos a los que aún permanecen en muchos armarios. Freire les da luz y los fija en gran formato como gesto de autoafirmación y descubrimiento al mismo tiempo de sus propias raíces. “Con esas piezas y mantas apiladas, a través de ese montón de iniciales, códigos y regalos, creo mi propio árbol genealógico. Me interesa acercarme a estas piezas para sacarlas de su contexto original y traerlas a mi contexto: lo que estas piezas son para mí, lo que constituyen en mi memoria”.

Memoria y tradición son dos conceptos inseparables que impregnan la colección fotográfica «Inventario», donde también podemos ver la naturaleza muerta de un cesto lleno de coles, incorporado a la serie como recordatorio de que la conexión con el pasado, el saber y las actitudes vitales transmitidas no solo puede materializarse en el textil, sino también en otros objetos con significado especial para cada uno.

En este sentido, Melania Freire conducirá el 14 de junio una visita guiada a la exposición, que pretende ser a la vez un pequeño taller informal, no tanto para interpretar las imágenes, que también, como para involucrar a los asistentes en las motivaciones que llevaron a la autora a desarrollar este proyecto y, al mismo tiempo, promover que los visitantes puedan llegar por sí mismos a las mismas conclusiones a las que ella ha llegado.

“Creo que cada vez es más necesario, lamentablemente, recrear vínculos con la tradición, que no es cosa del pasado. Hay una frase de Gustav Mahler que dice que la tradición está en la preservación del fuego, no en la adoración de las cenizas… y ahí radica todo mi empuje en mi trabajo, algo que me gustaría compartir con las personas que participen en el taller, que va a ser informal.”

Para participar en este recorrido es necesario registrarse previamente llamando al 981 490 027 o enviando un correo electrónico a veronica.rodriguez@sansadurnino.gal. En los días previos al 14 de junio se anunciará el horario previsto para la visita guiada, probablemente por la tarde justo antes de la celebración de la exposición. “Que cada uno traiga un objeto de casa con el que tenga una conexión especial, como un pañuelo, una bota, una botella, una cuchara… cualquier cosa. Simplemente me interesa trabajar la capacidad de transmisión y comunicación de los objetos, con el fin de crear nuevas tradiciones”, invita Freire.

Hasta entonces, «Inventario» se podrá visitar en la galería de la casa consistorial en el horario de apertura de las oficinas municipales: de lunes a viernes de 8:30 a 14:30 horas.

Lea también

Sale a licitación en Valdoviño, el servicio de recogida de residuos sólidos urbanos y limpieza viaria

Tras la aprobación de los pliegos en el pleno celebrado el jueves, día 4 de …