La importancia de la Unidad para una Nación

 Recuerdo de La batalla de Las Navas de Tolosa

Abel García López

Para nosotros, en la civilización occidental, es totalmente normal la vestimenta de las mujeres y también de los hombres. Cada uno viste como quiere y según sus posibilidades. Una chica en minifalda, es para nosotros totalmente normal y tiene y debe de tener nuestro respeto como cualquier otra manera de vestir. Eso que ahora nos parece tan normal, lo tenemos gracias a un grupo de amigos que un día se reunieron en Toledo.

Vivimos en unos momentos y bajo un gobierno donde se quiere negar nuestra historia, ocultársela o tergiversársela a nuestros hijos y nietos, además de dejar de contarla cronológicamente. Lo que somos, no es por arte de magia, ni por suerte, ni por generación espontánea. Lo que somos ahora es el fruto, en lo bueno y en lo malo, de lo que fue nuestra historia y de todo lo que hicieron o dejaron de hacer las personas que durante siglos nos precedieron en nuestra nación.

El 16 de Julio se celebra, aunque tristemente somos muy pocos los que lo celebramos, el aniversario de La batalla de Las Navas de Tolosa. Hace de esto 810 años. Sucedió el 16 de Julio de 1212.

Tanto dentro de la mayoría de la clase política, las autoridades del país y lo que es más grave, en las escuelas, esta increíble batalla, pasará un año más totalmente desapercibida.

“ La conquista del reino visigodo por dirigentes musulmanes del Califato Omeya fue un proceso largo que duró quince años, del 711 al 7726, en el que se llegó a tomar la península ibérica y parte del sur de la actual Francia; si bien lo que era el territorio peninsular del reino estaba ya conquistado en el 720 tras diez años del inicio de la conquista.”

Sería muy complicado y muy largo explicar aquí todo lo que es la Reconquista y la lucha de los Reinos Cristianos contra el Islam.

Resumiendo. Al principio el reino de Asturias y el norte de la península presentaron batalla y expulsaron en ocasiones a tropas musulmanes. Posteriormente los reinos de León, Castilla, Navarra y Aragón, entre otros, luchaban cada uno por su cuenta contra los musulmanes, a la vez que muchas veces luchaban entre sí. No estamos hablando de poco tiempo, estamos hablando de 500 años, que se dice muy pronto, pero es mucho tiempo. Los Reyes cristianos sabían que lo que ellos creían, la fe que abrazaban, era incompatible con el islam y de una forma más o menos consciente, luchaban entre victorias y derrotas, para expulsar al Islam de la Península. Cuando hablamos de que abrazaron la fe cristiana, no estamos hablando de cualquier cosa, estamos hablando de uno de los tres pilares fundamentales de nuestra Civilización, el Judeocristianismo, que junto con la Filosofía Griega y el Derecho Romano forjaron nuestra nación y la Civilización Occidental.

En el siglo XIII los Reyes cristianos y otros actores se dieron cuenta de que si no se unían sería imposible que derrotaran a los musulmanes y al Islam.

“Fue iniciativa de Alfonso VIII de Castilla entablar una gran batalla contra los almohades tras haber sufrido la derrota de Alarcos en 1195 y la caída del Castillo de Salvatierra en 1211, que había tenido como consecuencia que los almohades empujaran la frontera hasta los Montes de Toledo, viendo Alfonso VIII amenazada la propia ciudad de Toledo y el valle del Tajo. Para ello solicitó apoyo al Papa Inocencio III para favorecer la participación del resto de los reinos cristianos de la península ibérica y la predicación de una cruzada por la cristiandad, prometiendo el perdón de los pecados a los que lucharan en ella”.

“El rey Alfonso VIII de Castilla logró el apoyo de Pedro II de Aragón Sancho VII de Navarra. Se unieron también los guerreros,freires( de la palabra romana frater que significa hermano ), de las órdenes militares de Santiago, Calatrava, Temple y Hospital de San Juan. Eran caballeros fuertemente pertrechados y especializados en la guerra, que formaban parte de las fuerzas permanentes al servicio del ejército cristiano. Un gran número de cruzados provenientes de otros países europeos o ultramontanos, llamados así por haber llegado desde más allá de los Pirineos. Estos guerreros, en su mayoría franceses, vinieron atraídos por el llamado del papa Inocencio III, quien a su vez había sido contactado por el arzobispo de Toledo, Jiménez de Rada, por encargo del rey de Castilla. La mayor parte de ellos no llegó a participar en la batalla, ya que abandonó el ejército antes de entrar en liza. Entre los convocados extranjeros figuraban también varios obispos, como los de Nantes o Burdeos. Quedaron unos 150, occitanos sobre todo, con el arzobispo de Narbona Arnaldo Amalric, cuya archidiócesis era una importante sede vinculada a la Corona de Aragón. También se unieron voluntarios leoneses y portugueses, aunque los reyes de León y Portugal no se unieron por sus rencillas con el rey de Castilla”.

A pesar de rencillas existentes entre los reinos cristianos de la Península, predominó la unidad y sabían que sin esa unidad nunca vencerían a los musulmanes.

Estoy escribiendo este artículo un 3 de Julio, y un 3 de Julio de 1212, bajo el ya tremendo sol de Castilla, reunidos en Toledo, los miles de hombres a las órdenes de los Reyes antes mencionados, caminaban hacia el sur de la Península para encontrarse con las tropas musulmanas que los superaban mucho en número. Tenían que cruzar Despeñaperros, donde aún hoy, viendo la Autopista y el AVE, nos tenemos que dar una idea de la dificultad que tuvieron aquellas tropas, con carros, caballos y otros pertrechos, para cruzar ese gran accidente geográfico.

Cuentan las crónicas que un pastor de nombre Martín Alhaja guió a los Reyes y sus tropas a través de un desfiladero en Despeñaperros. ¿ Os podéis imaginar lo que es una batalla en el Siglo XIII en pleno mes de Julio en Jaén?. Consultado el histórico de las temperaturas en esa zona a mediados de Julio, nos habla de 37 º C. Algo reservado solamente para grandes guerreros.

La batalla de las Navas de Tolosa

Llamada en historiografía árabe «batalla de Al-Iqāb» “batalla del castigo” y en la cristiana también «batalla de Úbeda», tuvo lugar en Sierra Morena, cerca de la localidad jienense de Santa Elena. Los historiadores no se ponen de acuerdo en el número de efectivos de cada ejército, pero hablan algunas crónicas que había 70.000 hombres en el ejército cristiano y 100.000 en el ejército musulmán. A pesar de la superioridad musulmana, el ejército cristiano alcanzó la victoria ese día, haciendo huir y persiguiendo durante muchos kilómetros al ejército enemigo. Se estima que murieron unos 20.000 musulmanes y 12.000 cristianos. Fue una de las batallas más sangrientas y más trascendentes de la Edad Media. Pero la gran trascendencia es que fue el comienzo del fin del islam en España. Aún faltaban más de 275 años para que definitivamente los Reyes Católicos conquistaran Granada y expulsaran al Islam de la Península.

Nada de esto sería posible sin la UNIDAD. ¿ Qué pasaría si no hubiera esa unidad y los musulmanes no fueran vencidos? . Si los musulmanes finalmente se hubieran quedado y ocupado toda la península, hoy España sería un país musulmán como Marruecos, un país tercermundista, un país atrasado, una dictadura liderada por un sátrapa como lo es Marruecos y un país donde los derechos de las mujeres estarían muy limitados por no decir anulados. Como decíamos desde el principio, la nación y la Civilización democrática y libre en la que vivimos no es nada casual, sino que está fundamentada en mucha sangre vertida por nuestros antepasados, que de una manera más o menos consciente , sabían que el Islam no era compatible con las creencias judeocristianas y gracias a eso, somos, con todos nuestros defectos y virtudes, la gran nación que fuimos y que podemos seguir siendo.

Hablamos en el título de nuestro artículo de la importancia de la unidad para una nación. A día de hoy el más grave problema de España es la falta de unidad. Esa falta de unidad no es algo nuevo, sino que es algo que poco a poco se fue instalando como un cáncer en nuestra nación con los gobiernos del PSOE y del PP. El grave error de los padres de la Constitución fue meter en la misma el sistema autonómico que padecemos y que ellos mismos no calcularon la transcendencia negativa que tiene para nuestra nación.

Una cosa sería la descentralización administrativa, que es siempre muy necesaria, y otra convertir a nuestra nación en un reino de taifas. Por cierto, una de las grandes ayudas de los reinos cristianos para vencer a los musulmanes, no fue solamente la unidad, sino la ayuda de la desunión del mundo musulmán, en los conocidos como reinos de taifas, pequeños reinos en los que se dividió el califato de Córdoba a partir de la Revolución Cordobesa que depuso al califa Hisham II en 1009. Por eso la importancia de la unidad y lo grave de la desunión.

Hoy tristemente estamos sufriendo en España nuestros reinos de taifas. Primeramente la falta de unidad nos llevó a que no seamos un país de ciudadanos libres e iguales. Por ejemplo, la concesión en la Constitución de los llamados fueros a Vascongadas y Navarra, una herencia carlista sancionada por la Constitución con el llamado cupo vasco y navarro que crea casi una independencia encubierta de estos territorios y que deberían ser derogados.

Los llamados padres de La Constitución, consciente o inconscientemente, se equivocaron de pleno y debemos denunciarlo y pelear para reformar en ese punto la Constitución. Hablar de nacionalidades históricas en la Constitución es aberrante.

Qué barbaridad fue la de tomar como punto de partida, para tener el rango de nacionalidad histórica, que se hubieran aprobado los estatutos con la República antes de 1936. Que pasa, ¿el resto de España no tiene historia?, ¿No tiene historia Castilla cuando conquistó medio mundo dándole una identidad hispana, en la que puede ser una de las hazañas históricas más grandes de la humanidad?

Mientras escribo estas líneas leo estupefacto las palabras del Presidente de Gobierno Pedro Sánchez en un homenaje a los 25 años del asesinato de Miguel Angel Blanco. «Si hoy Euskadi y España son países libres y en paz es gracias a todos y todas los que apostaron por la unidad”. El Presidente del Gobierno pone a la par Vascongadas y España como dos países. Habla de paz cuando sabe que la violencia política continúa. Habla de unidad cuando sabe que es mentira. Los restos de Miguel Angel Blanco tuvieron que ser trasladados a Galicia ya que en Vascongadas su tumba era vandalizada por los que tristemente son los socios de Pedro Sánchez, o sea ETA . Lo dijo claramente en ese bochornoso homenaje la hermana de Miguel Angel Blanco, Bildu es ETA.

La única fuerza política que identifica muy bien este problema, como el principal y grave problema de España, es VOX, y el único dispuesto a dar la batalla para que España sea una nación unida. Parece que a la mayoría de los políticos les vale todo con tal de llegar y conservar el poder. Si hay que ser nacionalista, aunque sea cordial, se es. Si hay que inventarse una lengua, se inventa. Si hay que contar otra historia, se cuenta. Si hay que ocultarle a nuestros hijos la verdadera historia de su nación, se oculta. Si hay que adoctrinar en los colegios, se adoctrina. Terrorismo separatista de ETA y la continuación de un plan para la separación, golpe de estado en Cataluña, leyes contra el español en Cataluña, Vascongadas, Galicia, Valencia y Baleares. Utilización del bable y la fabla aragonesa para tratar de no ser menos que lo demás y ver si así se saca algún rédito político y alguna diferencia que presentarle a muchos votantes ya idiotizados. Negativa del gobierno de Cataluña a cumplir una sentencia judicial que les obliga a dar un mísero 25% de las clases en español.  ¿Alguien con dos dedos de frente puede negar que la desunión de nuestra nación es el problema más grave que tenemos que afrontar? ¿Alguien ve algún país de nuestro entorno donde ocurran estas barbaridades?

Sabemos que este Gobierno que estamos padeciendo está llevando a España a la ruina. Sabemos que para ocultar los graves problemas a una nación no hay como fomentar la necesidad y el hambre. Mientras los ciudadanos están solamente preocupados por comer no van a ser capaces de ver los graves problemas nacionales, entre ellos todas las leyes ideológicas social comunistas que padecemos y que van a ser aceleradas mientras tienen a la población entretenida solamente con las cosas del comer.

Un país puede ser pobre, tener muchos problemas, pero si está unido va a salir adelante. Un país desunido, no solamente no va a salir adelante, sino que, como es en nuestro caso, esa grave situación va a ser aprovechada por la quinta columna para seguir destrozando la nación. Mucha gente dice que si no puedo dar de comer a su familia, que le importa la nación. Si tengo problemas para llegar a fin de mes, que me importa a mí que ETA esté en las instituciones. Unos aprovechan y crean esta situación para sus objetivos políticos contra la nación y otros miran para otro lado diciendo que realmente solo lo importante es comer.

Muchos fomentaron y fomentan esa desunión, otros viven muy bien en ella, reclamando para si sus reinos de taifas y mientras tanto nuestra nación se nos escapa entre los dedos. Cuando veo a las mujeres con todos sus derechos, estudiando con los mismos derechos que cualquier hombre, ocupando puestos muy importantes en la sociedad. Cuando veo que vivimos en un país libre en una Civilización libre (aunque tristemente cada vez menos),siempre me acuerdo de la sangre vertida por aquellos miles de hombres bajo un sol de justicia aquel 16 de Julio en Jaén. Muchos posiblemente no eran muy conscientes de la transcendencia de su entrega, pero tenemos que agradecerles su sudor y su sangre vertida que hizo que hoy podamos vivir en una sociedad libre. Agradecerles su ejemplo, esperando que nuestro gran pueblo no se deje manipular, abra los ojos y reclame con fuerza la unidad que tanto necesita nuestra nación.

Lea también

Un ratito de moda. Belleza natural

Carlota González Navarro Siempre he pensado que para tener una buena imagen no basta llevar …

Un comentario

  1. Buen articulo Abel, tiene fuerza, emoción y la pasión que pones en todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *