Viruela del mono.»La OMS activa su máximo nivel de alerta y la declara una emergencia sanitaria internacional»

 

Javier Pereira Beceiro (*)

Han pasado ya dos años y medio de la pandemia que cambió el mundo, y seguimos empeñados en cultivar nuestra memoria de pez, para acabar cometiendo los mismos errores. Los virus no saben de fronteras entre países, no saben de políticos ni tampoco de malas políticas sanitarias. Desvelemos sus claves.

¿Qué es el virus del mono y qué conocíamos de él?

El virus del mono o monkeypox es un virus perteneciente a la familia de los orthopoxvirus, cuyo máximo exponente es el virus de la viruela humana, que tantos estragos y muertes causó, y que afortunadamente se consiguió erradicar en el mundo. Descubierto a mediados del siglo XX, es, por tanto, un viejo conocido de la medicina tropical y de la medicina humanitaria, puesto que se ubicaba en países donde reina la pobreza y el caos, como Nigeria o
la República Democrática del Zaire.

En esos países, donde las deficiencias sanitarias son, en muchas ocasiones, severas o extremas, causa cerca de un 10% de mortalidad, muy inferior a la
de su pariente ya erradicado, la viruela humana. Es una zoonosis, es decir, vive en ardillas y roedores que lo portan pero que no padecen la enfermedad, pero que luego se la contagian a otros mamíferos, en este caso, al hombre. El hombre cuando es contagiado siempre la padece, con más o menos síntomas, puede contagiar a otras personas, aunque podemos decir que la facilidad de contagio interpersonal es baja.

Llevamos 20 años sufriendo pequeños brotes epidémicos o casos aislados fuera de África, por todo el mundo. Estados Unidos, Israel o reino Unido los han sufrido, y habitualmente el origen de esos brotes ha sido la importación de animales portadores del virus, para ser vendidos como mascotas, que no pasaron las cuarentenas correspondientes o que el virus la supo sortear, y que posteriormente mordieron a otros animales como perros o personas y así se
iniciaron dichos brotes. Una vez detectado el brote, las medidas de cuarentena y aislamiento de personas y animales consiguieron extinguir dicho brote epidémico en pocas semanas.

¿Pero que está pasando con este brote? ¿Qué tiene este brote que no han tenido otros brotes?

Este brote epidémico que se está convirtiendo en el mayor brote europeo y también mundial de la Historia, fuera de África evidentemente, se detectó a primeros de mayo de este año en reino Unido, en un británico que había viajado a Nigeria. Desde entonces el número de casos ha ido subiendo así como los países en donde se ha detectado. La situación actual, según datos oficiales del 19 de julio del Ministerio de Sanidad, es que actualmente en nuestro país hay, tras haber multiplicado por 4 el número de afectados en menos de 1 mes, 3125 casos, fundamentalmente en la comunidad madrileña y catalana, lo que nos convierte en el primer país de Europa con más casos, aproximadamente el 44% de todos los casos comunicados en Europa, y en el primer país no endémico del mundo (exceptuando África) también con el mayor número de casos comunicados. En Galicia tenemos 21 casos confirmados. Las cifras bailan conforme los países van comunicando sus datos, y hoy puedes ser primero y mañana segundo, lo que nos tenemos que quedar es que estamos entre los principales países del mundo con más casos.

Lo que diferencia a este brote de los anteriores es el perfil de paciente afectado. En este brote el 99.8% aproximadamente de las personas afectadas son varones. Los casos de mujeres se cuentas con los dedos de las manos, al igual que en niños o bebes en donde sólo se ha diagnosticado 1 caso en el cual sus progenitores estaban contagiados. El segundo dato fundamental es que, en la inmensa mayoría de los casos, está el antecedente de haber mantenido relaciones sexuales de riesgo y contacto estrecho con otros hombres. De hecho, los primeros casos en nuestro país se relacionaron con una sauna en Madrid y con una fiesta LGTB en Maspalomas. El Instituto italiano Spallanzadi, nuestro equivalente al Carlos III,  comunicó recientemente la detección del monkeypox, probablemente viable, en el semen de un paciente contagiado. Estas son las claves de este brote, y sin entenderlas, no lo podremos erradicar.

¿Qué medidas ha implementado hasta ahora el Ministerio de Sanidad?

La Ministra de sanidad Carolina Darias ha dicho “es un virus, no una enfermedad de transmisión sexual”, ha informado que estamos en comunicación estrecha con el ECDC europeo, que se han comprado vacunas y que se están ofreciendo dichas vacunas a pacientes portadores del VIH y a personal de limpieza que trabaja en saunas.

Mi opinión

Ofrecer mejores airbags a los conductores que no usan el cinturón de seguridad sin duda puede disminuir la mortalidad de los accidentes de tráfico, pero no parece que sea la medida más eficaz. El problema de este brote es el mecanismo de transmisión del virus, en las prácticas sexuales de riesgo y el contacto estrecho. Es decir, que el monkeypox, aunque no lo es, se está comportando como una infección de transmisión sexual, y, como vimos en el artículo anterior, éstas están desbocadas en nuestro país desde hace 20 años, cuando se perdió el miedo al VIH y cuando los Gobiernos de turno dejaron de hacer campañas de
prevención. Recordemos que la incidencia de gonococia en nuestro país ha aumentado un 1200% y la de sífilis un 450% en los últimos 15 años, y la de clamidia un 250% en sólo 4 años.

Vacunar está bien, es fundamental, evidentemente, pero es muy difícil que alguien se quiera vacunar de algo si no está concienciado previamente que está en riesgo de contraer una enfermedad grave. Por otro lado, hay que empezar con campañas muy intensivas de concienciación ciudadana, en medios audiovisulaes, digitales y prensa escrita, así como en las nuevas plataformas que manejan los jóvenes, tanto de la viruela del mono como de las infecciones de transmisión sexual. La ciudadanía está careciendo de una información general, sin duda fundamental, sin la cual no podremos variar las conductas de riesgo por un lado, ni podremos erradicar este brote por otro. No se trata de estigmatizar las relaciones sexuales de hombres con hombres, porque ese no es el problema de este brote, se trata de estigmatizar las relaciones sexuales de riesgo entre las personas. Y esto es labor de la Unión Europea y de los Ministerios de Sanidad de los gobiernos nacionales.

A los virus se les combate con medicamentos como las vacunas, pero también con buenas políticas sanitarias, y, entre ellas, con información y divulgación a la ciudadanía de lo que está pasando. Y se me antoja que esto último está siendo la pata de la mesa que está cojeando claramente. Al escribir este artículo decía que  «O nos ponemos las pilas ya, o la OMS acabará declarando el estado de Emergencia Internacional en pocos días o semanas, por el fracaso de los Gobiernos nacionales». Pues bien este mismo sábado se lanzaba un mensaje urgente «La OMS activa su máximo nivel de alerta y declara la viruela del mono una emergencia sanitaria internacional».

(*)Javier Pereira Beceiro
Alguien que sólo pretende poner su granito de arena para cambiar este mundo.


Noticia última hora

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este sábado la emergencia internacional por el actual brote de viruela del mono, después de que se hayan declarado ya más de 16.000 casos en 75 países, muchos de ellos en Europa, donde la enfermedad no era endémica.

La decisión fue anunciada en rueda de prensa por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dos días después de que un comité de emergencia con expertos en esta enfermedad se reuniera para analizar la posible declaración, que obligará a las redes sanitarias nacionales a aumentar sus medidas preventivas.

Este comité había recomendado no declarar la emergencia en una primera reunión celebrada en junio (cuando los casos eran 3.000), y en esta ocasión, según Tedros, tampoco hubo consenso total entre los expertos, si bien el director general ha decidido declarar la emergencia debido a que «el virus se está transmitiendo rápidamente en muchos países donde no hubo casos con anterioridad». 

La decisión se anuncia un día después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomendara formalmente el uso de la vacuna de la viruela convencional Imvanex para prevenir también la viruela del mono.

 

Lea también

Concierto en Ferrol

Julia M.ª Dopico Vale ¡Oh, Mozart, Mozart inmortal! ¡Cuántas sugerencias infinitas de una vida mejor …