Este domingo se clausuró el Jazz de Ría programado en Narón, Neda y Cedeira

Tras cuatro días de programación en los ayuntamientos de Cedeira, Narón y Neda, el Jazz de Ría clausuró este domingo  su 6ª edición después de haber llevado, un año más, propuestas de jazz de gran calidad a las villas de la costa ártabra. En el palco, artistas y bandas agradecieron la apuesta que hace el festival por acercar a la ciudadanía una programación cuidada y arriesgada, que es difícil encontrar a veces en las ciudades más grandes. En las caderas, el público celebró cada concierto aplaudiendo y pidiendo más jazz; un género que, gracias al trabajo honesto de este festival, está consiguiendo crear nuevos públicos entre la población local, que al final de cada concerto se concentraba en los puestos de venta para comprar discos.
 
Calidad musical, amplia participación del público local y compromiso con la sostenibilidad y con el territorio, son los valores que un año más colocan al Jazz de Ría en Narón, Neda y Cedeira,  como festival de referencia de este género en la costa ártabra gallega. La programación de este año, ubicada en las márgenes del jazz, acercó propuestas que entrelazaron este género con palos musicales tan diversos como el flamenco, el soul, el pop, el cancionero popular, o las sonoridades africanas.
 
El festival ofreció el estreno absoluto del espectáculo que el violinista belga Alexandre Cavaliere acaba de crear con el trío gallego de jazz «Manouche» liderazgo por David Regueiro. El viernes, el público tuvo la oportunidad de disfrutar con la revolucionaria propuesta de flamenco-jazz que acercaron desde Barcelona Los Aurora; y con el jazz gallego más internacional de la mano de Sumrrá que conquistaron al auditorio con su manera única de entender la música.
 
El sábado, frente al paisaje de la ribera de San Nicolás de Neda, se escucharon canciones de guerra y otros temas del cancionero popular refundidas en clave de jazz por la Brigada Bravo&Díaz. La voz de las mujeres se hizo oir la noche del sábado con Nicotine Swing y The Sey Sisters para recordar que la música sirve para disfrutar, pero también para despertar las conciencias y reivindicar más atención cara a temas como los derechos de las mujeres o el trato a las personas migrantes.
 
Para cerrar el festival, una experiencia que combinó naturaleza y música alrededor del clásico Ornithology de Charlie Parker y Benny Harris, que llevó al público a redescubrir el canto de los pájaros por la ruta ornitológica del Río Belelle de la mano de la Sociedade Galega de Historia Natural, y que culminó con una narración-concierto en la que el saxofonista de jazz Pablo Castaño y el narrador Celso F. Sanmartín hicieron su particular homenaje al clásico de Charlie Parker.
 
El festival contó con una elección musical seleccionada que sonó antes y después de cada concierto, y que fue realizada especialmente para el Jazz de Ría por Ábrete de orellas  medio especializado con sede en Narón, dos veces ganador del Premio Martín Códax de la Música al mejor espacio de comunicación musical. Además, el festival continúa avanzando en nuevas propuestas de sostenibilidad.
 
La directora del festival, Aitana Cuétara, valoró esta 6ª edición en términos cualitativos, asegurando que “el festival consiguió fidelizar a un público que ahora ya conoce el género y se acerca a los conciertos con muchas ganas” y destaca “la capacidad del festival de integrarse en el territorio y acercar propuestas excepcionales a los barrios y a las villas”, algo que hace parte de las buenas prácticas culturales y de la filosofía de sostenibilidad que el Jazz de Ría lleva cultivando desde lo comienzo. Cuétara agradeció la confianza y el apoyo de los ayuntamientos de Neda, Narón y Cedeira, que se volcaron con la celebración del festival; y espera seguir sumando nuevos públicos para el jazz en la costa ártabra gallega.
 
En solo seis ediciones el Festival Jazz de Ría consiguió posicionarse dentro del circuito de festivales de jazz de la península, ampliando notablemente su público y su repercusión mediática con una propuesta singular en cuanto a espacios y músicas, que mereció en 2021 el Premio Organistrum Extraordinario en los Premios Martín Códax de la Música, por sus buenas prácticas de sostenibilidad e igualdad, en materia laboral, y en la integración en el entorno, entre otras cosas. Todas las actividades del festival fueron abiertas, gratuitas, y accesibles.
 

Lea también

Prazo de inscrición aberto no «Forum Galicia Invests» organizado polo Concello de Narón

O Concello de Narón organiza unha nova edición dun evento de investimento privado na zona …