El Plan Único de la Diputación mejora las infraestructuras deportivas de Valdoviño

El presidente de la Diputación de A Coruña, Valentín González Formoso, visitó en la mañana de este jueves el Ayuntamiento de Valdoviño, en el que la administración provincial está mejorando, a través del Plan Único, las infraestructuras deportivas del municipio. González Formoso estuvo en el campo de fútbol de Mourente, que fue objeto de renovación del terreno de juego por una hierba artificial de última generación y donde también se mejoró el sistema de iluminación.
 
Estas actuaciones permiten hacer un uso intensivo del campo, posibilitando jugar y entrenar también por la noche. Además, próximamente se ejecutarán unos nuevos vestuarios, que ayudarán a completar esta infraestructura deportiva. En estas instalaciones juegan y entrenan más de 150 personas de todas las edades, pertenecientes a la SD Valdoviño, Escuela de Fútbol base Amistade, y CD Rosalía de Vilaboa.
 
El presidente, que estuvo acompañado del alcalde de Valdoviño, Alberto González, mostró su satisfacción al “comprobar personalmente el resultado de las inversiones que hace a Diputación de A Coruña a lo largo y ancho de la provincia donde, con un plan de alrededor de 100 millones de euros anuales dedicado a los ayuntamientos, vemos que merece mucho la pena el esfuerzo económico, material y de recursos que la Diputación dispone cada año desde los últimos ocho años”. Centrándose en el campo de fútbol de Mourente, explicó que “estamos invirtiendo más de medio millón de euros en actuaciones en este complejo deportivo tan maravilloso, que se suman a la inversión de más de 1,2 millones de euros en Valdoviño en los últimos cuatro años en instalaciones deportivas”. Instalaciones como el campo de fútbol de Meirás, que cuenta con terreno de juego de hierba artificial, la piscina al aire libre de Lago, la nueva cubierta e iluminación del pabellón polideportivo, o la instalación de parques biosaludables.
 
Los fondos del Plan Único permitirán también acometer un gran proyecto como es el complejo deportivo de Atios, que incluirá pista deportiva, pistas de pádel, piscina cubierta climatizada y piscina terapéutica, gimnasio, vestuarios y una cafetería con terraza, entre otros servicios y a través de las 3 fases previstas. Formoso destacó estos datos como “un claro ejemplo de la utilidad del Plan Único para mejorar las infraestructuras y servicios municipales, además de la calidad de vida de los vecinos”, dejando que sean los ayuntamientos los que decidan cuáles son sus prioridades a la hora de invertir los fondos de la Diputación.
 
Por su parte, Alberto González, agradeció “el trabajo que hace la Diputación, favoreciendo que los Ayuntamientos tomemos las decisiones para poder invertir y que podamos determinar en que podemos gastarlo, en que podemos trabajarlo, hablando con los clubes, con la gente”. “Para un municipio pequeño cómo el nuestro, pero que necesitaba una renovación de las infraestructuras deportivas, esto era algo vital”, expresó. El regidor espera que estas instalaciones “sean un atractivo para que la gente pueda seguir viviendo aquí, desde un punto de vista saludable y que quiera venir a Valdoviño porque se dan estas ofertas deportivas” y recuerda que también se hicieron atendiendo al medio ambiente “a través de la renovación de los sistemas de iluminación, tanto del polideportivo municipal como del campo de fútbol de Mourente, que nos ayuda a ahorrar y mejorar la eficiencia energética”.
 
La Diputación de A Coruña invirtió en los últimos siete años más de diez millones de euros para la mejora de las infraestructuras de Valdoviño, de los que cinco millones de euros corresponden a actuaciones propiciadas por el Plan Único, que en este período permitió financiar 25 obras en el municipio. Tres proyectos para crear un complejo de alto nivel en Mourente La renovación del césped era una de las necesidades principales que tenía el campo de fútbol de Mourente ya que el antiguo, de hierba natural, se encontraba continuamente en mal estado debido a la planimetría del terreno de juego y al deficiente funcionamiento del drenaje. Por eso, se destinaron 349.180,05 euros para sustituir el césped por uno nuevo de hierba artificial de última generación con una superficie total de 104 x 60 metros y unas dimensiones de juego de 99 x 57 metros que posibilitan la práctica, indistintamente, tanto de fútbol 11 como de fútbol 7. Además, se ejecutó un sistema de drenaje, a través de dos canaletas ubicadas en el límite con las bandas, que permitirá aprovechar ese agua para alimentar la red de riego, la cual contará con cañones emergentes de largo alcance. Por otra parte, se dedicaron 47.709 euros a un proyecto de mejora de la eficiencia energética en el campo de fútbol. Esta actuación consistió en el relevo de los 16 proyectores de 2000W de halogenuros metálicos que iluminaban el terreno de juego por 28 proyectores LED. Para eso, se realizó un estudio lumínico, buscando mejorar la calidad y la distribución de la iluminación, y consiguiendo así una iluminación más adecuada y uniforme. El objetivo de estos trabajos, además de la mejoras de las condiciones de iluminación, era conseguir una reducción en el consumo eléctrico y un aumento de la eficiencia energética.
 
Por último, para finalizar esta renovación integral, se acometerá próximamente un proyecto dotado de 129.000 euros para crear nuevos vestuarios. La edificación, de planta baja, contará con 158,54 m2 construidos y estará compuesta por tres espacios de vestuarios, dos para los equipos y otro para los árbitros, y una zona destinada a almacén y cuarto de instalaciones. Todos los elementos serán accesibles a personas con movilidad reducida.
 
 

Lea también

La memoria de la emigración de Ares, recompilada en tres edicións facsímiles

En estos últimos años, el número de obras íntimamente relacionadas con la divulgación de la …