Ferrol, de la histórica industria naval al declive

José Carlos Enríquez Díaz

A solo cuatrocientos metros de la plaza del ayuntamiento de Ferrol la basura, los desconchones y la maleza mandan en lo que durante más de un siglo fue un centro de poderío militar.

Las ruinas del cuartel Sánchez Aguilera lucen en pleno centro, en una parcela amurallada de 95.000 metros cuadrados, pegada al protegido barrio histórico de A Magdalena. Ya hace muchos años que no se ve por allí más Infantería que la tropa de conductores que dejan su coche en el aparcamiento público que se ha abierto en sus descampados.

El Ferrol que hoy conocemos es un espacio decadente, pobre y triste. Sin embargo, en la década de los cuarenta, Ferrol era rico en actividades comerciales e industriales.

Ferrol fue durante siglos una ciudad pujante e ilustrada gracias a la construcción de barcos. En 1789, el año de la Revolución Francesa, se hizo aquí el Europa, una de las mayores naves de combate de la época. En sus gradas se botaron el primer buque de vapor de España, el primero de hierro, el primer acorazado de la Armada. Pero llegó la crisis de los 70, la competencia de los astilleros asiáticos, el veto de la Unión Europea a las ayudas de Estado a la industria naval, y todo se vino abajo.

Hoy Ferrol  es la urbe más envejecida. Y la que tiene la mayor tasa de paro, al borde del 20%. La tasa de empleo -el índice de población que trabaja- supera el 48% en España, pero en Ferrol no llega al 35%. Su tasa de actividad -el porcentaje de ciudadanos que quieren trabajar en relación a quienes están en edad de hacerlo- es la más baja de todo el Estado.

 Esta una de las asignaturas pendientes que tiene Ferrol, después de décadas sin saber qué hacer con la pieza urbana más importante de la ciudad.

Rey Varela apostaba hace varios años por Abrir Canido al Sánchez Aguilera, creando un gran parque de 15.000 metros cuadrados, un espacio de ocio y disfrute para toda la familia en Ferrol. También recordaba  que durante su mandato «dejamos listo el convenio con el Ministerio de Defensa, que paralizó el gobierno local, impidiendo el traspaso de las propiedades» Su propuesta pasaba por habilitar 15.000 metros cuadrados de zonas verdes, con una gran variedad de especies arbóreas y con mobiliario urbano.

«Este es el Ferrol que los vecinos quieren», decía el candidato popular, incidiendo en su apuesta por más zonas verdes, más espacios para el esparcimiento y ocio, jardines abiertos y eliminación de las barreras arquitectónicas, en definitiva «un Ferrol para vivir y disfrutar»concluía.

Ángel Mato no se sacó ningún conejo de la chistera cuando en la mañana de este martes anunció que la junta de gobierno daba luz verde al penúltimo paso para que el convenio con Defensa al que según el mandatario “Hace tres años que este gobierno decidió no cambiar ni una coma al firmado por el PP y que no fue desarrollado” pueda ser una realidad.” Afirma Pedro Sanz en Galicia Ártabra. ¿Por qué se esperó tres años si lo que irá a pleno es el mismo convenio firmado por Rey Varela hace ya ocho años y que quedó paralizado ante la entrada de un gobierno de izquierdas, inicialmente FeC-PSOE y otro más socialista?.Añade

El político de raza debe velar por los demás, mirar por su cuidad, por su comunidad, por las necesidades de sus ciudadanos. Porque los problemas de la gente son sus problemas y no el éxito propio. Queda su interés personal relegado por el interés general. Además, es capaz de rodearse de los mejores, sin temores. Prepara con detalle y minuciosidad cada uno de los temas que tiene que analizar, consciente de que detrás de cada una de sus palabras y de sus acciones existen medidas, normas, que van a repercutir positiva o negativamente en cada uno de los ciudadanos; por tanto, sus decisiones han de ser meditadas y no surgidas de un arrebato pasajero.

Hoy la política ha degenerado y se ha convertido en el arte de ganarse la vida con el mínimo esfuerzo aprovechándose de las oportunidades que ella le ofrece para engrosar sus cuentas corrientes y las de sus familiares y compañeros de partido. Necesitamos  personas que conozcan, y que amen esta ciudad, que la lleve en sus huesos.

El concejal del Grupo Popular, José Tomé, lamenta que Ángel Mato falte, una vez más, a su palabra con respecto a la ejecución de obras que mejorarían el estado en el que se encuentra la ciudad, sobre todo, de la zona rural. Mato dijo que había que aprovechar el buen tiempo para acelerar las obras que están en marcha y se refería a la reparación de la fachada y cubierta del edificio del ayuntamiento, la reparación de la calle del Carmen y también que licitaría el derribo de la nave provisional del mercado de A Magdalena. “El rural sigue sin existir para Mato: ni una sola referencia a las obras pendientes del POS del rural, ni del aglomerado de varios caminos, ni del ascensor para el local de la AVV de Mandiá ni tampoco de la pista polideportiva cubierta” “El tema de los desbroces es otro de los asuntos que nos preocupa, “qué está pasando con los desbroces, están sin terminar a finales de agosto y en septiembre tendrían que empezar los siguientes, no sabemos dónde se hizo la limpieza de cunetas”, añadía

Ferrol es una preciosa ciudad con grandes posibilidades comerciales e industriales y turísticas, cuenta con una rica historia cultural y sobre todo con gentes muy cosmopolitas. Ferrol fue cuna de insignes políticos y militares desde siempre. En ella nacieron gentes como Pablo Iglesias el fundador del PSOE, José Canalejas, quizá uno de los políticos más brillantes que ha tenido España, pero también de Ferrol han salido mujeres insignes como Concepción Arenal, que luchó por sus ideas y sobre todo por ser abogada… luchó hasta el punto de que para entrar como mujer en las aulas tuvo que disfrazarse de hombre.

Somos una ciudad que vive de cara al mar, que tiene un punto de nostalgia por el pasado y que se empeña en vivir del Naval cuando hay que diversificarse y generar empleo en otros sectores… hay que abrir nuevos nichos de mercado. Hay que potenciar todo lo bueno que tenemos en Ferrol por explotar. Podemos hacer de Ferrol una ciudad como Bilbao. Una ciudad que es ejemplo a nivel mundial de transformación urbanística y que ha mantenido una cultura y señas de identidad que la hacen única y singular. Nuestra ciudad cuenta con un potencial turístico increíble, tanto en playa como en montañas, tenemos espacios naturales y capacidad de un turismo de calidad. Tenemos el naval y quizá hay que empezar a apostar por la agricultura en el rural y abrir espacios para nuevas empresas que apuestan por un crecimiento del espacio donde se instalan y por empresas que defiendan lo ecológico y diversificación del ecosistema… Optar por una ciudad de servicios junto a todo lo demás donde la cultura, nuestras costumbres resalten y donde Ferrol pueda salir en las guías más importantes por sus actos y por sus ciudadanos.

Las ciudades cambian, evolucionan, se transforman. Es lo que le ha ocurrido a Bilbao, un claro ejemplo de reconversión urbanística. La capital de Bizkaia ha renacido de sus cenizas en todos los sentidos: ha dejado de ser una ciudad gris dedicada a la industria y se ha transformado en una urbe cosmopolita y de diseño. Y eso sólo se puede hacer si contamos con personas que tengan nuevas miras y que luchen por su ciudad. Pero desde dentro, desde un conocimiento profundo y desde el yo no importo importa mi ciudad. 

 

 

Lea también

Sabores ártabros-¿El malvado Carabel?

José Perales Garat Bueno, me voy a tener que explicar directamente con lo del malvado …

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *