Endesa confirma un plan de desarrollo de 2.682 millones y creación de 1.361 empleos tras el cierre de la Central de As Pontes

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, tras recibir un informe de Red Eléctrica de España (REE), ha autorizado el cierre de dos grupos de los cuatro grupos de la central térmica de As Pontes, propiedad de Endesa.

El cierre de los otros dos grupos se autorizará condicionadamente, atendiendo al refuerzo de variables de disponibilidad de potencia en el sistema eléctrico, informó el Ministerio.

Endesa, una vez que ha tenido conocimiento de la presentación de la propuesta de resolución de cierre de la central térmica de As Pontes, confirma sus planes de futuro en Galicia con desarrollos previstos de 2.682 millones de euros que generarían 1.361 empleos. Todo ello sujeto a las preceptivas autorizaciones.

Endesa ni se va ni se desentiende de As Pontes y Galicia

Para sustentar esta apuesta estratégica, ha presentado al Ministerio de Transición Ecológica, así como a la Xunta de Galicia y al Concello de As Pontes, un plan de desarrollo social y económico que muestra el compromiso con un proceso de Transición Energética Justa y la creación de valor en As Pontes y su entorno. Un plan que muestra el compromiso con el desarrollo social y económico de Galicia, algo que ha sido la seña de identidad de Endesa durante décadas en muchas comarcas españolas.

Este plan tiene como objetivo fundamental la sustitución de los 1.400 megavatios (MW) de carbón de As Pontes por 1.300 MW renovables, e incluirá además el plan de desmantelamiento de la central, la instalación de nuevos proyectos industriales en el emplazamiento de la térmica, el impulso logístico a la terminal del puerto de Ferrol y un ambicioso plan de formación para las personas del entorno.

Igualmente, todos los empleados de Endesa se van a recolocar en otras áreas de la empresa, en el desmantelamiento, en los planes de futuro o se acogerán a planes de salidas voluntarias. En este sentido, Endesa agradece el enorme esfuerzo que se está realizando y la flexibilidad para operar y mantener las instalaciones estos últimos meses, junto con las empresas auxiliares.

Siete ejes de actuación

En concreto, la compañía ha venido detallando ante las instituciones los siete ejes en que trabajará tras la clausura. Primero, el desmantelamiento de la central, que tendrá una duración estimada de 4 años. Como parte de este, se realizará un plan de formación que capacitará a las más de 130 personas que participarán en estas tareas, primando el empleo local, y de los propios trabajadores de la central. La licitación está preparada y sólo pendiente de la recepción efectiva de la resolución de cierre.

En este sentido, el segundo eje de actuación del plan de futuro pasa por el compromiso de que, en cuanto se obtenga la orden de cierre, Endesa pondrá en marcha planes de formación priorizando, siempre que cumplan los requisitos exigidos, a los trabajadores de la zona, los de las empresas auxiliares y el empleo femenino.

Reproducirá, de este modo, la iniciativa que llevó tanto en el Bierzo como en Andorra (Teruel), donde más de 500 personas han logrado capacitación para trabajar tanto en el desmantelamiento de las centrales térmicas, como en la construcción y mantenimiento de plantas de energías renovables de Endesa.

En tercer lugar, este desmantelamiento transcurrirá en paralelo a la tramitación de nuevos proyectos renovables para convertir la capacidad de la central en nueva potencia limpia. Para ello se construirán 1.300 MW de proyectos eólicos que permitirán crear hasta 2.300 puestos de trabajo durante la fase de construcción, y otros 274 empleos directos durante los 25 años estimados de vida útil de los parques eólicos.

La electricidad producida por esos parques respaldará proyectos industriales de la empresa Sentury Tire, así como un importante preacuerdo de PPA (Power Purchase Agreement, acuerdo de compraventa de electricidad) con Alcoa. Para hacerlo realidad, Endesa ya ha solicitado a la Xunta de Galicia el carácter estratégico y vertebrador de estos proyectos eólicos conforme a la ley eólica gallega para su tramitación prioritaria.

Nuevos desarrollos industriales

El cuarto eje tiene que ver precisamente con la promoción de esos nuevos desarrollos industriales en los terrenos vinculados a la central. En concreto, la compañía ha detallado en primer lugar el proyecto con el fabricante de neumáticos Sentury Tire, que contempla la transmisión de 26 hectáreas de terreno en As Pontes para la construcción de una fábrica inteligente de neumáticos. La puesta en operación de la planta requerirá una inversión de 477 millones de euros y supondrá la creación de 750 empleos directos. Endesa invertirá otros 229 millones para construir 191 megavatios eólicos para abastecer eléctricamente, vía PPA, a la factoría.

Está fábrica no solo será una fuente de empleo, sino también un vector económico para la zona al multiplicar el tráfico de la terminal que gestiona Endesa en el puerto exterior de Ferrol. Se espera un efecto muy relevante en el incremento de la actividad portuaria en Ferrol, tanto por la exportación de producto elaborado como por la importación de materias primas. La fábrica generará un movimiento anual de 65.000 contenedores, multiplicando por tres el tráfico de la terminal.

Junto a ello, Endesa ha alcanzado un acuerdo con Ence que prevé la cesión de 45 hectáreas de terreno del antiguo parque de carbones donde esta empresa invertirá 355 millones de euros para una bioplanta para la recuperación, desarrollo y producción de fibras naturales recicladas a partir de papel y cartón recuperado. El desarrollo de esta iniciativa permitirá la creación de 150 puestos de trabajo directos y 400 indirectos. Está fábrica supondrá también una importante palanca económica para la comarca de Ferrolterra y A Mariña y para la producción de madera.

El tercer proyecto para respaldar al sector industrial gallego es el preacuerdo de PPA con Alcoa, centrado en el suministro de electricidad a precio competitivo durante 10 años procedente de 816 MW eólicos, de los que 611 están previstos en la zona de As Pontes. Este preacuerdo de PPA abriría la puerta a que Alcoa retome la producción de aluminio tras el parón por el incremento de los precios de la energía.

Actividad logística y producción de hidrógeno verde

El quinto eje es el nuevo papel logístico que Endesa ya está implementando, y reforzará aún más gracias a esos proyectos industriales, en la terminal del puerto exterior de Ferrol. Endesa ha compensado la caída de los tráficos de carbón con destino a la central térmica de As Pontes en su terminal del puerto exterior de Ferrol con la transformación de este enclave en una terminal granelera multicliente (transporte y almacenamiento de cargas a granel: grano, minerales, otros).

Esto ha posibilitado que se haya recuperado el volumen de actividad en la instalación y ha sido una de las claves para que la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao haya firmado un primer semestre de 2022 con un crecimiento de tráficos del 18,4 %.

En sexto lugar, As Pontes contará también con instalaciones de generación de hidrógeno verde, gracias al proyecto que promueve Endesa de hasta 100 MW de electrolizador que se suministrará con los proyectos eólicos de la zona que ya cuentan con derecho de conexión.

Y, en séptimo lugar, Endesa también planea la creación de un centro logístico estratégico de mantenimiento eólico para España en As Pontes. Esta nueva infraestructura sustentará la operación y mantenimiento de los 120 parques eólicos de

Endesa en España. Este proyecto supone la creación de 57 empleos directos. Además, junto a este centro se creará otro dedicado a operaciones de circularidad eólica que soportará el plan de repotenciaciones de parques eólicos de Endesa y albergará también labores de seguridad y formación.

 

Lea también

Inversión de 123.000€ en dos proyectos de obras en Sillobre y Barallobre, Fene

  El Ayuntamiento de Fene acaba de finalizar dos obras relacionadas con los servicios básicos …

Un comentario

  1. Borderline Asintomático

    Este sería el momento perfecto para exigir una central nuclear del tipo SMR y dejarse de las chorradas de los ventiladores y las plaquitas. Que con la que se avecina con el gas y la electrificación de la economía… vamos a tener que volver a lavar la ropa en el río. Si es que queda alguno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *