Barça patriótico

Molares do Val (cronicasbarbaras.es-molares@yahoo.es)

En la Transición la mayoría de los descendientes de los combatientes de la guerra civil habían superado sus traumas familiares, pero con este siglo XXI aparecieron políticos que se presentaban como víctimas de los vencedores, aun siendo muchos sus herederos.

Extendían además el agravio a sus regiones, y bajo esa idea políticos y medios informativos de Barcelona simbolizan ahora a un equipo de fútbol, el Real Madrid, como el opresor de Cataluña, y al local, el Barça, como mártir de una España a la que deben vencer con odio cultivado y patrióticas senyeras.

Su región, antes la más próspera de la Península, aparece así como explotada por el resto de España, y al Barça como una arma fundamental para crear patriotismo y vencer al opresor, representado por el Madrid.

Si sigue usted la prensa catalana, incluyendo la antes seria “La Vanguardia”, descubrirá ese espíritu revanchista que evoca a la guerra civil para presentar a los catalanes como mártires y al Barça como el ejército liberador de las humillaciones.

Esta idea la difunde la burguesía, la vencedora de aquella guerra y colaboradora entusiasta de Franco, mientras que los vencidos eran clases sociales menos poderosas que, además, venían de otras partes de España.

Machacando, machacando, la burguesía ha contagiado su nacionalismo a buena parte de la actual población catalana, que quiere que unos jugadores extranjeros y españoles de varias partes, incluida Cataluña, humillen a España a través del Real Madrid excitados con gritos de “independencia” y la senyera humana que envolvió el campo.

En Madrid sólo enarbolan banderas y dan bramidos políticos los ultras del Fondo Sur, pero que llene igual rabia ultra todo el Camp Nou invita a reflexionar: las guerras yugoslavas comenzaron cuando alguien cultivó las rivalidades deportivas como odios patrióticos

Lea también

Viaxes

Julia María Dopico Vale La Real Filharmonía de Galicia propone apasionantes viajes musicales para esta …