Evolución del Sector Naval gallego en 3 años y medio de Alberto Núñez Feijóo

 Miguel Mahía (valor&coraje)

Galicia, nuestra pequeña patria chica, ha sufrido muchos cambios a lo largo de la  última legislatura, algunos de ellos, muy importantes y a la par muy sufridos tanto en la ciudad de Ferrol como en la ciudad olívica, pero ahora que se acercan las elecciones me gustaría responder a una pregunta que me hizo una chica acerca de lo que se hizo en los últimos años en el sector naval.

Primero vamos a irnos al sur de Galicia, a Vigo, donde ha tenido lugar una de las peores etapas que recuerdan los astilleros. Hace un año y algo, Vigo fue la ciudad que aportaba más del 40% de la contratación naval de España, posicionando a Galicia muy por delante de astilleros punteros de Europa.

 Tras el problemón que dejó Zapatero sobre la mesa con el Tax Lease, ha tenido que ser la Xunta de Galicia quien se presentara ante Bruselas en tres ocasiones para luchar por este tipo de exención fiscal, y a pesar de esto, se nos siguen poniendo trabas.

 Durante esta legislatura, la Xunta aportó 35,7 millones de euros al Fondo Patrimonial Pymar lo que permite poder realizar ciertas operaciones de crédito asegurando empleo y salvando la actividad en la mayoría de astilleros de la ría de Vigo. (Decir que el PSOE en la anterior legislatura quería liquidar este fondo). Además, la Xunta, gracias a este fondo, consiguió que la factoría Vulcano lograra abandonar la situación de concurso de acreedores y retomara su actividad. En total, se han movilizado más de 89 millones de euros.

 Para garantizar actividad y puestos de trabajo en el astillero Factoría Naval de Marín (FNM), se dispusieron una serie de mecanismos de hasta 17 millones de euros, a través de préstamos anticipativos de 4 millones de euros de Xesgalicia y la habilitación de una línea de avales de hasta 13 millones de euros.

 También se desenvolvieron multitud de proyectos del cual me gustaría destacar “O Selo e a Credencial Naval”, que consiste en una marca de garantía que sitúa a más de 1000 empresas y a sus trabajadores como ejemplo de excelencia profesional en este sector.

 Con Ferrolterra las cosas están más complicadas, no obstante, nos han salvado a última hora. La Xunta jamás en toda la historia de la democracia ha tenido que ir luchando carga de trabajo para astilleros españoles, hasta ahora. A ver si me explico…

 El Grupo Navantia es un conglomerado de astilleros de media España que están bajo la dirección de la SEPI, y por lo tanto, del Gobierno Central. Pues señores, desde el gobierno central no se han movido ni antes (y creo que ni después) del 20N del año pasado. Ha tenido que ser el presidente de la Xunta quien a la vista de nuestra situación se ha tenido que mover por media Latinoamérica buscando apoyos.

 Mientras la oposición criticaba sus continuos viajes a Centro y Suramérica, alguien se estaba preocupando de firmar convenios entre empresas de origen gallego, vender Galicia como una tierra excepcional e intentar coger el toro por los cuernos ofreciendo nuestra tierra como ejemplo de control de cuentas y rigor económico.

 En la ría de Ferrol tenemos un barco.  Así puesto puede parecer que no tiene gran implicación, pero ese “barco ruinoso” que es como le gusta llamarlo a Beatriz Sestayo, es un buque que logrará mantener a los trabajadores directos de Navantia y Proveedores y los puestos en las industrias auxiliares, no a todos, seamos realistas, pero sí a una parte.

¿Es suficiente? Por supuesto que no. Esta carga de trabajo es importante porque sirve perfectamente para crear un puente hasta el 2015 que es cuando se levanta el veto a nuestros astilleros, eso es lo verdaderamente importante. (Lo que no entiendo es que ahora se encierren en el concello pidiendo carga de trabajo cuando estuvimos desde el 2005 sin firmar un barco para Fene-Ferrol, pero bueno.)

 ¿Por qué no se pueden ver los contratos? Porque existen clausulas de confidencialidad en los contratos entre armador y astillero, pero parece ser que a la señora Sestayo, a pesar de haber sido abogada durante años, es algo que se le ha olvidado. Ningún contrato de tal envergadura puede pasearse por oficinas de redacción de periódicos por que pondría en peligro la contratación, y esto nos lo dicen a nosotros en Primero de Carrera. Discreción ante todo.

 ¿Por qué no defender el Dique ahora? Porque el flotel no nos supone ningún gasto ni a la Xunta ni al Gobierno Central, es cierto que es una puñalada a la hora de crear un centro de reparaciones en condiciones, y es por ello que se tiene que construir, pero no a toda costa.

 Si los beneficios de nuestros astilleros en la ría de Ferrol se quedaran en nuestra ría en lugar de tapar los agujeros de las cuentas de los astilleros del sur de España, nosotros mismos seríamos quienes de construir el dique para la creación del centro de reparaciones. Pero claro, hay astilleros que tendrían que cerrar si nosotros saliéramos de Navantia.

 En definitiva y en resumidas cuentas: ¿Qué se han conseguido en tres años y medio?

 Primero:Salvar el sector naval en la ría de Vigo. Algo que los propios astilleros han reconocido en la TVG agradeciéndole en continuas ocasiones a la Xunta de Galicia el trabajo desarrollado. Sobre todo en la lucha por el Tax Lease.

 Segundo:14 remolcadores (de los cuales 7 serán hechos a medias con México, y otros 7 íntegramente en la ría de Vigo), 9 buques de autoabastecimiento, 2 floteles y en Punta Langosteira, A Coruña, se invertirán más de 70 millones de Euros para instalar el centro de operaciones europeo del grupo de Petroleras Mexicanas PEMEX.

 Esa es la carga de trabajo que se trae para Galicia y puedo decir, (según alguna que otra fuente que tengo), que para Ferrol se está en negociaciones con países como Marruecos, Arabia Saudí, Noruega y otros tantos para contratación militar.

Tercero: Más de 700 millones de dólares en inversión y trabajo para miles de personas en un sector tan estratégico para Galicia como es el Sector Naval a través de de una alianza con PEMEX, una alianza que han ratificado tanto la propia empresa a través de comunicados en estos últimos días, como la Xunta de Galicia.

 Los datos están ahí, no hay nada inventado y se puede corroborar fácilmente, ahora cada uno, que saque sus propias conclusiones, pero lo que nadie puede decir es que desde la Xunta se le ha dado la espalda al sector naval. Eso ha quedado demostrado que es totalmente falso.

Lea también

Sabores ártabros-«Maneras de vivir»

José Perales Garat El 1 de julio de 1880 Jacobo de Mac Mahón y de …

4 comentarios

  1. Solalmente dos cositas, primero hace cuatro años el Sr Feijoo vino a nuestra ciudad con una importante promesa, la construcción del dique flotante, ya vemos que solamente lo hizo para arrancar votos y una vez mas nos mintió como ya nos tienen acostumbrados los del partido popular, porque ahora donde dije digo digo diego.
    Y segunda cuestión, ¿me puede explicar alguien porque el comité de Barreras si pudo ver su contrato del barco que van a contruir y en Ferrol es top secret? y como con este tema nos tienen dadas tantas versiones ya no hay quien se crea nada, primero era el dique, luego 30 quimiqueros, ahora nos quedamos con un barquito que solamente dará trabajo unos trescientos o cuatrocientos trabajadores y mucho me temo que pasadas las elecciones ni este barquito ni nada.

  2. Que un artículo tan veraz y documentado se pretenda despachar con un comentario tan pueril, pobre e inconsistente, prueba la incapacidad de la izquierda para aportar algo útil a la sociedad.

  3. A veces con un comentario pueril, pobre e inconsistente te destapan grandes mentiras

  4. Me gustaría saber donde están las grandes mentiras que se denuncian, pues tirar la piedra y esconder la mano no es de recibo.