La otra orilla/ El premio de poesía Hernán Esquio

Carlos Barcón, critico de arte (Aeca-Aica)

La veterana SAF, (Sociedad Artística Ferrolana), no solamente es una asociación que nacería allá por el 69 para promocionar, divulgar y fomentar las artes plásticas, sino que desde su fundación ha llevado por delante el tema de la poesía de muy diferentes maneras.

Por un lado, ha sabido convocar diferentes premios poéticos, como el Hernán Esquío, que data de mayo del 1979, y que por un jurado formado por el profesor Pérez de Arevalo, presidente en aquel momento de la entidad; Ángel Teijeiro, catedrático de Literatura;  Mario Clavell, catedrático de Literatura y actuando de secretario, el hoy vicepresidente y crítico de arte, Carlos Barcón, con participación de cerca de 80 poetas procedentes de casi toda España, y con un total de 193 poemas, concedieron premios a Maite Yáñez Izquierdo, de A Coruña, con 21 años, por su poema titulado «A mi compañero», y a Cipriano Acosta Navarro, de Las Palmas de Gran Canaria, de 53 años, por su poema titulado «Flor de mi sangre».
El premio al mejor poema escrito en gallego, recaería en el popular periodista, escritor y poeta, de La Voz de Galicia, Carlos García Bayón, de Santa Uxía de Ribeira, por su poema titulado «¿Virá Esquío?».

«Un atraco a mano armada»

A inicios de los años 80, dentro de la Sociedad Cultural Valle Inclán, se promovía, con la ayuda especialmente de Caixa Galicia, el patrocinio de otro premio titulado Esquío, al que el recordado profesor Pérez de Arevalo, señalaba -La Voz de Galicia 13 de noviembre del 1982- como un «auténtico atraco a mano armada». Un premio que no solamente, a través del tiempo, tuvo la inestimable ayuda de la citada entidad bancaria, sino también del propio concello de Ferrol, de la diputación coruñesa, de la Xunta de Galicia e incluso, si no estamos equivocados, de la entidad catalana La Caixa, por un montante global de 60.000,00 euros que no solamente daban pié para premiar a los ganadores, con 10.000 euros para los dos primeros y dos accésits de 2.500,00 euros cada uno, sino también para editar libros, organizar cenas, renumeración y otros gastos a distintos jurados, etc. etc.

Incluso llegó a  recibir las alabanzas de la en algún momento concejala de cultura del concello de Ferrol, Yolanda Díaz Pérez,en el sentido de que dicho galardón, servía para saldar «una deuda,ya que el Esquío forma parte de la historia de Ferrol y es, sin duda, una de las grandes cosas que está aportando al país». Se trataba, decía la mencionada edil, de «poner en valor esa herramienta maravillosa que ayuda material y anímicamente a cambiar el mundo…»

Pero la realidad es que, en ese correr del tiempo, las ayudas económicas se han esfumado e incluso nos enteramos que la citada Sociedad Cultural Valle Inclán, se ha disuelto….¡sobran palabras!

Pues bien. Se ha cortado el grifo económico, con eso de la tan cacareada crisis, y ahora nos hemos quedado sin un Esquío, aunque prevalezca el de la SAF, que nunca tuvo dotación económica, pero si gran cantidad, con calidad, de poetas de todo el mundo que por un premio simbólico, una simple placa de plata y su reseña en la revista «Poesía Galicia», que seguirá como siempre  cumpliendo etapas, y que bien merecería un especial apoyo, atención y reconocimiento, no solamente por nuestra concejalía de Cultura, sino por otras entidades, ya que aunque modesto, nuestro Hernán Esquío, el de la SAF, sigue, como siempre atracado a buen puerto. Todo ello, complementado con los premios de poesía dedicados a Xosemaría P. Parallé, al popular profesor Manuel Masdias, a la recién fallecida escritora y poeta, Cristina Amenedo, al tema de la Mar, etc. y sobre todo manteniendo viva esa publicación tan apreciada de manera especial por los poetas, «Poesía Galicia», que ahora dirigida por el poeta y crítico literario Vicente Araguas, aparecerá en su número 24 en estas próximas Navidades.

 

Lea también

Sabores ártabros-«Maneras de vivir»

José Perales Garat El 1 de julio de 1880 Jacobo de Mac Mahón y de …