Ingresa en prisión el detenido en la operación contra Resistencia Galega. La mujer continúa imputada en libertad sin fianza

El  detenido se negó a declarar ante el juez de la Audiencia Nacional

El presunto miembro del aparato de financiación de la organización terrorista Resistencia Galega Julio César Sayans Suárez, alias ‘Xulio’, detenido en la noche del lunes en su domicilio de Santa Icia, en Narón ha ingresado este jueves en prisión por decisión del juez Eloy Velasco de la Audiencia Nacional , informaron fuentes jurídicas.

El detenido, al que se le imputan actividades relacionadas con la financiación del grupo terrorista tras encontrar en su casa un ordenador en el que guardaba la contabilidad, se ha negado a declarar esta mañana.

Por su parte, la otra arrestada en la operación, Silvia María Casal Sabín, sí ha prestado declaración ante Velasco, aunque ha negado cualquier vinculación con la organización, por lo que continúa imputada por colaboración pese a quedar en libertad sin fianza.

‘Xulio’ Sayans Suárez, nacido el 10 de agosto de 1979 y natural de Santiago, está considerado como uno de los principales encargados de la dirección del aparato de financiación de Resistencia Galega. Su cometido dentro de la organización sería el de realizar las recaudaciones comarcales para aprovisionamiento de dinero.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, que ha coordinado la operación, ha denegado los ‘habeas corpus’ solicitados por el letrado de los detenidos, Alejandro Cortizas Cendán, que pidió la puesta en libertad de sus representados alegando que se encontraban en situación de detención ilegal.

Detenciones

La Policía Nacional detuvo a última hora del pasado lunes en Ferrol  a los presuntos miembros de la organización terrorista Resistencia Galega Julio César Sayans Suárez, alias ‘Xulio’, y Silvia María Casal Sabin, según informó el Ministerio del Interior.

Estos dos arrestos se produjeron en la vivienda en la que residían ambos, en la calle Padre Feijoo, en el barrio de Santa Cecilia de Narón, en el límite con el municipio de Ferrol, y que fue registrada por agentes de la Policía Nacional.Al parecer esta vivienda es`propiedad de los padres de la joven detenida. También se registró la casa que de forma reciente compró la pareja en el municipio vecino de Neda, según apuntó su abogado defensor.

Los detenidos vivian en el piso junto a una hija de ocho meses de edad que quedó a cargo de un familiar.

El departamento que dirige Jorge Fernández Díaz precisó que estos dos detenidos estarían vinculados al aparato de financiación del grupo y destacó que estos arrestos, sumados a los cinco practicados el pasado 16 de septiembre, fueron «un importante golpe a la estructura de Resistencia Galega».

Julio Sayans Suárez, de 33 años y natural de Santiago de Compostela, está considerado como uno de los principales encargados de la dirección del aparato de financiación de Resistencia Galega. Su cometido dentro de la organización era el de realizar las recaudaciones comarcales para aprovisionamiento de dinero para derivarlo a los responsables de la organización en la clandestinidad.Ultimamente trabajaba como brigadista contraincendios de la Xunta de Galicia y se le solía ver, participando, en las concentraciones y movilizaciones contra las medidas adoptadas por el gobierno autónomo sobre este sector.

El dinero recaudado era posteriormente derivado a los máximos responsables de la organización en la clandestinidad y empleado en la compra y abastecimiento de sustancias químicas para la fabricación de nuevos explosivos.

Por su parte, Silvia Casal Sabín, a punto de cumplir los 37 años y natural de Ferrol, también se señaló que estaba vinculada al aparato de financiación de la banda, según informa Interior.

Las detenciones, que tuvieron lugar a las 23.05 horas en Ferrol, fueron posibles como consecuencia de una operación llevada a cabo el 30 de noviembre del pasado año que se saldó con el arresto de otros seis miembros de Resistencia Galega y la incautación de cuatro artefactos explosivos de gran potencia listos para ser utilizados, además de abundante material informático.

Efectivos policiales registraron el domicilio de los detenidos y se incautó de diverso material informático, agendas y numerosa documentacion, según informes del Ministerio del Interior.

Los arrestos fueron llevados a cabo por agentes de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía en colaboración con efectivos de la Brigada Local de Información de Ferrol de la Jefatura Superior de Policía de Galicia.

Trasladados a Madrid

Los dos detenidos como presuntos miembros de la organización terrorista Resistencia Galega, Julio César Sayans Suárez, alias ‘Xulio’, y Silvia María Casal Sabín, abandonaron las dependencias de la comisaría de la Policía Nacional de Ferrol sobre las 13.00 horas de ayer martes para pasar a disposición de la Audiencia Nacional.

A las puertas de la comisaría en Ferrol se manifestaron una veintena de personas, que, en el momento en el que se produjo la salida de los dos detenidos en coches policiales, coreaba cánticos de «independencia».

El abogado de los dos detenidos, Alejandro Cortizas Cendán, había  explicado que los dos detenidos estaban «incomunicados en aplicación de la ley antiterrorista y que serán puestos a disposición de la Audiencia Nacional«. Según señaló, se les «imputa un delito de los comprendidos en el capítulo de terrorismo».

En todo caso, el abogado interpuso un ‘habeas corpus’ en el que pide que quede en libertad «por lo menos» la mujer, por tener un hijo de ocho meses de edad. En todo caso, puntualizó que no es necesario que prestasen declaración en los Juzgados de Ferrol en virtud del habeas corpus solicitado, así que podrían ser trasladados de forma inmediata a Madrid.

   «Lo que está claro», según aseguró el letrado, «es que hoy van a pasar a disposición de la Audiencia Nacional».

Según datos recogidos por GAD la policía tiene la sospecha de que Resistencia Galega está preparando un atentado para el próximo mes de diciembre con motivo del Día de la Constitución..

Concentración de protesta

A las ocho de la tarde de ayer cerca del medio centenar de personas se dieron cita , convocados por la organización Ceivar, ante el edificio administrativo de la Xunta de Galicia, en la plaza de Camilo José Cela, con el fin de protestar por las detenciones.

Los manifestantes portaban una pancarta y corearon varias consignas pidiendo la libertad de Silvia y Xulio.

A la vez criticaban estas detenciones, la manera de llevarlas a efecto y como se hicieron en presencia de su hijo menor de ocho meses y sin que nadie lo atendiese hasta que llegó más tarde un familiar para hacerse cargo de la criatura. Suman a esto, como protesta, el que el ministerio del Interior facilitase los datos de los detenidos sin tener en cuenta la presunción de inocencia.

A esta concentración se sumó NOS-Unidade Galega con un comunicado  reclamando respeto para los detenidos » e o fin da sús criminalizazón». .

Lea también

Rueda avanza nuevas ayudas a familias y empresas en las cuentas para 2023

Avisa que  «No será año de proyectos faraónicos» El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, avanza …