Discurso de investidura de Feijóo. Apoyo al naval, viviendas para deshauciados, nuevo régimen fiscal, austeridad y rigor

El candidato a la Presidencia de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha arrancando en la mañana del martes  los primeros minutos de su discurso de investidura con una reivindicación del galleguismo histórico, así como al autogobierno como instrumento para salir de la crisis. Todo ello, como «gallegos y españoles«, y por ello, ha asegurado el futuro mandatario autonómico, será un «galleguismo fiel» a la Unión Europea y a la Constitución española.

Así, en el que se convertirá en el segundo mandato de Feijóo, el futuro mandatario autonómico ha empleado los primeros momentos también para asegurar que su objetivo es, a partir del primer pilar «de la solvencia», para pedir el apoyo de la Cámara con el fin de luchar contra la «crisis» y contra «el paro».

El que constituye el único candidato a presidir la Xunta asumió el compromiso de «gobernar para todos» y ha asegurado que no es «menor» el apoyo electoral que obtuvo el Partido Popular en las pasadas elecciones. «Más allá de aciertos o errores valoraron el esfuerzo», ha constatado.

Momento de austeridad y rigor

Feijóo tampoco ha olvidado que además de la solvencia, Galicia también tiene «estabilidad». «Sabemos donde estamos y sabemos lo que somos», ha remarcado, antes de asegurar que su gobierno «hará todo lo posible» y «no cometerá el error« de pensar que no han tenido errores, por lo que asume que hay que hacer «autocrítica».

En sus primeros diez minutos de discurso, Feijóo recordó que hubo «ajustes difíciles» y ha afirmado que ahora es momento del «resurgimiento» económico. «De la austeridad y el rigor», ha señalado, «al resurgimiento económico«, ha remarcado el aspirante, quien también tuvo palabras para el alejamiento de la sociedad con la política para hacer un llamamiento a «darle la vuelta» a esta situación.

Nuevo modelos de financiación

Ha avanzado que «la primera propuesta de Galicia» en el ámbito del nuevo modelo de financiación autonómica será «devolver el protagonismo a quien le corresponde». Por ello, la Comunidad «solicitará que el Consejo de Política Fiscal y Financiera asuma el timón de la elaboración de un nuevo modelo» de financiación autonómica.

Para el futuro mandatario autonómico el proceso de revisión debe consistir en echar cuentas para «garantizar servicios públicos» de los ciudadanos en el futuro; y debe recuperarse el objetivo «real» de la financiación autonómica, para que vaya «directamente a los servicios públicos» y no sean ingresos «sin más» para los gobiernos autonómicos.

Sin embargo, ha advertido de que están «en serio riesgo el futuro y la intensidad de los fondos europeos para Galicia». En este sentido, su «intención» es proponer la creación de un foro autonómico entre el Gobierno y las comunidades que dejan de ser objetivo 1 de la Unión (Andalucía, Castilla-La Mancha y Galicia), que permita «una coordinación permanente y una unidad de acción».

Previamente, destacó la «solvencia» que dejan las cuentas gallegas en las que no habrá «sorpresas» para el nuevo gabinete que venga, y ha agradecido la labor del equipo que ahora termina su mandato.

Inversores en NGB y preferentes

Ha salido en defensa de los inversores en la entidad financiera gallega, al subrayar que «es preciso y es justo que se llegue a un acuerdo» entre ellos y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para que «mantengan su participación» en Novagalicia Banco.

Defendió  la importancia de mantener «un banco radicado en Galicia» para el que «su compromiso prioritario» sea el interés de los gallegos

«Y si esto ha sido posible hasta ahora es porque Galicia creyó en sus posibilidades, como hubo inversores que creyeron en un proyecto financiero de futuro para Galicia», ha remarcado Feijóo, haciendo hincapié en que esos inversores «no son ni los responsables de la mala gestión de las cajas en el pasado ni de la pasividad del Banco de España».

Dentro del ámbito financiero también ha tenido palabras el futuro presidente para los afectados por preferentes, que padecen «un problema de gran complejidad». «Desde luego, el compromiso de la Xunta con todos los que fueron engañados sigue en pie», ha remarcado.

Compromiso con el naval y puerto exterior Coruña

Núñez Feijóo, ha avanzado que la Xunta está «en coordinación« con la Autoridad Portuaria de A Coruña para «facilitar» a Petrobras «la información precisa» para su «posible ubicación» en Punta Langosteira, decisión que ya ha tomado Pemex.

Reivindicó su compromiso con los distintos sectores productivos de Galicia y, singularmente, con el naval, refiriéndose así a los contratos para la construcción de dos buques floteles a través de la filial de Pemex (PMI) con astilleros de las rías de Ferrol y Vigo.

«Y confío en que las expectativas se sigan cumpliendo, con nuevas posibilidades para nuestros astilleros dentro del proceso de renovación de la flota de la petrolera mexicana», ha proclamado, subrayando que «la confianza de Pemex no fue un golpe de suerte». «Detrás está el esfuerzo y la pericia de todo un sector y el compromiso de la Xunta», ha remarcado.

Subrayando que el mismo trabajo se está realizando con Petrobras, ha anunciado también que el Gobierno gallego también está contactando con los astilleros públicos y privados de Galicia para «unir esfuerzos y ser más fuertes a la hora de presentar ofertas a los armadores brasileños».

Dicho esto, ha asegurado que a lo largo de esta legislatura se «reforzará de forma importante» la agenda de misiones comerciales en el extranjero y, particularmente, en Latinoamérica. «No voy a esperar a que los inversores extranjeros llamen a nuestra puerta, sino que mi intención es que llamemos nosotros», ha concluido Feijóo.

Menos cargos y menos subvenciones a partidos, sindicatos y patronal

Feijóo, se ha comprometido a que Galicia, que «seguirá siendo nacionalidad histórica con el gobierno más reducido», cuente con un gobierno que tenga «aún menos altos cargos» que en al anterior legislatura.

Además de continuar con la reducción de la estructura de la administración, con «nuevas fusiones», ha propuesto «analizar conjuntamente una nueva reducción de las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y patronal»; así como ha reclamado a los grupos «participar en el compromiso avalado por las urnas» para reducir el número total de diputados, la cual «no habría supuesto ninguna variación» del arco parlamentario.

Asimismo, en este capítulo de «austeridad» en el ámbito político, Feijóo solicitará a la Fegamp que culmine la tabla salarial en la que ya ha trabajado, con independencia de que se haga en el ámbito estatal, para regular los salarios de los cargos municipales, trabajadores de los ayuntamientos y diputaciones provinciales.

Apoyar a los que más sufren

Señaló que su Gobierno seguirá apoyando «a los que más sufren« los efectos de la crisis y ha ejemplificado con el «drama» que viven los afectados por los desahucios, a quienes ha garantizado nuevas medidas de apoyo como la puesta a disposición de viviendas de promoción oficial que estén «vacías o sin adjudicar».

En su discurso de investidura, que arrancó poco después de las 9.30 horas y finalizó más de una hora y media más tarde, Núñez Feijóo avanzó que, además de las decisiones «adoptadas a nivel nacional» y de las que contempla la Ley de Vivienda, impulsará una nueva medida «adicional e inmediata».

Dicha iniciativa consistirá, ha remarcado, en poner a disposición de los afectados por los desahucios, «priorizando» según su situación económica y cargas familiares, el parque de viviendas de promoción oficial que están «vacías o sin adjudicar».

Lea también

Feijóo pide a Yolanda Díaz que apoye el Pacto de Estado por Ferrol,

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha …