La CIG pide la «dimisión» de Quintana por su «irresponsabilidad» y «llevar a la miseria» a los mariscadores de la ría de Ferrol

Representantes del sindicato CIG de Ferrol, junto con el biólogo de la Cofradía de Mariscadores de Fene-Barallobre, han pedido la «dimisión» de la conselleira do Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, por su «irresponsabilidad» en la gestión del marisqueo de la zona y por «llevar a la miseria»a los mariscadores, ante los irregulares resultados del sistema de depuración de bivalvos en las bateas instaladas en la ría ferrolana.

En una rueda de prensa celebrada este jueves, el biólogo de la Cofradía de Barallobre, Joam Luis Ferreira, ha denunciado que los mariscadores han llegado a vender la almeja en 2,5 euros el kilo.

Según ha explicado, en noviembre, solo se depuró correctamente para su venta la almeja de una semana depositada en las bateas, mientras que la recogida el resto del mes se tuvo que enviar a depuradoras, con un precio «que no supera los cinco euros el kilo».

La situación de origen es la falta de depuración de la ría de Ferrol, en la que la mayor parte de los bancos marisqueros están catalogados como Zona C, debido a su elevada contaminación por vertidos residuales. Los mariscadores se encargan de recoger las piezas para su depósito en las bateas instaladas por la Consellería, pese a que el sector las consideró desde un primer momento «inviables».

Ferreira, que recordó que durante 2012 haya estado parada la depuración de la zona Norte de la ría, censuró que se responsabilice a los «mariscadores como si quisieran acabar con todo cuando ellos son las víctimas» y «se les está llevando a una situación de miseria», al tiempo que se avanza hacia «la privatización de la ría».

En esta misma línea, Xesús Anxo López Pintos, responsable comarcal de la CIG, lamentó el «desmantelamiento» de un sector que emplea a más de 300 personas y criticó que el actual gobierno autonómico dejase sin uso el plan de dinamización, puesto en marcha durante el gobierno bipartito, para paliar las pérdidas que acarreó al marisqueo la catalogación de gran parte de la ría como Zona C.

Alternativa

La alternativa de la ubicación de bateas de depuración intensiva no ha dado los resultados anunciados. Inicialmente «tendrían que depurar el marisco en 24 horas», pero «en la actualidad se tarda más de 20 días, con lo que el marisco además merma y pierde peso».

En su opinión, la venta actual de la almeja en este mes de diciembre, «beneficia a los intermediarios», a las «depuradoras», que la «compran a 5 euros pero la venderán a 15″.

López Pintos, que aseguró que los mariscadores apenas ingresan «unos 650 euros al mes», añadió que «un porcentaje altísimo de mariscadores está de baja». «Pedimos la dimisión de la conselleira do Mar porque es una persona que no cumple su deber, pedimos su dimisión por incompetencia y por dejar a los mariscadores en una situación precaria«, concluyó.

Lea también

El Concello publica la convocatoria y las bases para cubrir 60 plazas de socorristas en nueve playas

El Concello de Ferrol viene de publicar esta mañana en el Boletín Oficial de la Provincial …