La mayor parte de la flota gallega se queda en tierra por el temporal y algunos mariscadores salen a faenar

mariscadoresLa gran mayoría de la flota gallega se ha quedado en puerto en la noche del lunes al martes debido al mar de fondo que ha activado la alerta en el litoral, de nivel rojo desde el mediodía. Con todo, algunos mariscadores han salido a faenar en algunas rías, como en el caso de Ferrol.

De esta forma, en la provincia de A Coruña, Aguiño, Ares, Camariñas, Ferrol, Lira, Muros, Portosín o Ribeira son algunos de los ejemplos en los que la flota de bajura ha quedado amarrada. «Somos valientes, pero no tanto», ha bromeado uno de los miembros de la cofradía de Lira, en la localidad coruñesa de Carnota, para explicar que «todas las artes menores se quedaron en tierra».

 

Y es que hay «mucho mar», ha señalado esta misma persona, razón por la que también se han quedado la mayoría de la flota de Portosín, también en A Coruña, según ha explicado un portavoz. De hecho, en la tarde del lunes salieron varios barcos de esta cofradía, pero «volvieron» al llegar a la mitad de la ría. No obstante, en la mañana de este martes salió un barco y volvió a puerto «con 28 cajas de sardinas».

En la provincia de Pontevedra la flota dibuja una estampa similar, con «toda la flota amarrada» en, por ejemplo, Baiona, en Bueu, en O Grove y en a Illa de Arousa, donde este martes, además de la mala mar, los pescadores y mariscadores de la almeja, camarón y navaja se vieron afectados por «el viento fuerte». «Ni arrastre, ni cerco ni bajura», aseguró a Europa Press un portavoz del puerto lucense de Celeiro, y tampoco las embarcaciones pequeñas salieron en Burela, aunque los arrastreros sí lo hicieron. «No es que esté muy bueno», ha asegurado un portavoz de este última lonja de Lugo.

 

Lea también

El mal tiempo impidió la salida de la procesión del Cristo de la Misericordia

(Gráficas M.Galdo)-El mal tiempo, la lluvia, ha impedido en la tarde de este sábado, día …