Así no

Pedro SánzPedro Sanz Sánchez

Era lo que nos faltaba, la ausencia de solidaridad con Ferrol por  parte de unos burócratas que desde sus poltronas madrileñas dirigen “ a dedo” los destinos de muchas personas que ven como día a día se les agota su trabajo y salvo escasas chapuzas (quizás no es la palabra apropiada para las reparaciones que dan labor a un escaso número de trabajadores) y la promesa  del flotel no ven nada a la vista.

En Navantia no se corta chapa. En Navantia se cuentan los días en que los trabajadores tendrán que estar con los brazos cruzados o afectados por un ERE.

la ciudad recibe una bofetada más. ¿Una bofetada?, toda una paliza

Navantia viene a ser más o menos como aquellas calles de Ferrol que nos describía  don Jorgito el inglés ”llenas de hierbas y abandonadas”.

Así NO, así no se puede gobernar , así no se hacen las cosas y va desde aquí, desde Galicia Ártabra Digital, un grano de arena en la defensa de los intereses de la zona,  la  condena a una mala política empresarial, a pesar de ser benignos en aquello de que el nuevo equipo directivo  no lleva un año al frente de toda la empresa.

Es imposible tratar de ser “neutrales” y pensamos que los medios de comunicación deberían ser los primeros, el banderín de enganche, en denunciar lo que se está haciendo con una ciudad y con una empresa que siempre ha tenido a gala de contar con los mejores trabajadores del naval de toda España y “ser escuela”.

Es cierto que de aquellos fangos vienen estos lodos, por eso cabrea ver como “los de antes” ahora dicen que están a favor de los trabajadores, asisten a sus manifestaciones, se reúnen con comités ”da noxo”, porque ¿no se acuerdan de todo lo que han prometido y no hecho en los últimos años?. Cada palo que aguante su vela. No vale, no sirve  utilizar los modernos medios de  internet para los insultos, los ataques, cuando mejor sería estar calladitos y propiciar un encuentro “de todos y todas” en defensa de los intereses de la ciudad. ¡Ya está bien de poner zancadillas!

Es cierto que algunos sindicalistas se dedicaron más que a la defensa de los temas más urgentes, que también lo han hecho, a poner palos en las ruedas de los nuevos gobernantes  cual hilos de transmisión partidarios.

Es cierto que mientras había pan no importaban las prejubilaciones, tan rentables para muchos.

Es cierto que mientras “los otros” gobernaban nunca hubo tantas huelgas, manifestaciones, concentraciones, ¿se acuerdan cuando se decía que Ferrol era una ciudad conflictiva  y que la industria buscaba otros lugares?. Podría volver a suceder.

Pero no estamos ahora para echar en cara el “y tu más”. Es el momento de la unión.

Ya estamos hartos de que “mexen por nós e temos que decir que chove”.

Es CIERTO que la Xunta presentó un proyecto viable, pero «eran otros tiempos».

Es CIERTO que desde un principio , con el nuevo gobierno, se estuvo jugando a “la largada”. A ir pasando los días y los días mientras llegaban las elecciones.

Es CIERTO que los señores de la SEPI ya sabían desde un principio lo que iban a hacer y decir.

Es CIERTO que Europa puede poner problemas, pero ¿no se sabía antes?, ¿no se sabe negociar?, ¿Basta saber que puede haber esa negativa para callarse y salir haciendo “mutis por el foro”?.

Y mientras, la ciudad recibe una bofetada más. ¿Una bofetada?, toda una paliza.

Me viene al recuerdo aquella famosa frase de ”entre  lo naval y mi partido primero lo naval”, más o menos eso lo dijo un alcalde, pero el partido mandó y el alcalde se calló. Y eso que eran otros tiempos. Esperemos que ahora no ocurra lo mismo.

Ya estamos hartos de reconversiones, promesas, proyectos “idealizados”, de que nos den caramelos .

Ya estamos hartos de que “mexen por nós e temos que decir que chove”.

Así que, señor alcalde, señores parlamentarios de la zona de Ferrol (todos y todas), señores de los partidos políticos (todos y todas), señores de los sindicatos y empresarios  (todos y todas), sociedad social, cultural,  y más (todos y todas), señores alcaldes de Ferrolterra, señor Presidente de la Xunta, o buscan una solución rápida y urgente o la confianza de unos  y el posible apoyo de otros van a convertirse en una lanza mucho más dura que la que Longinos le clavó a Cristo.

¡Y no les extrañe la indignación de todos y todas los ferrolanos! Navantia también es Ferrol y Ferrol existe y existirá pese a esas desgraciadas noticias que nos han traido los señores de la SEPI y Navantia.

 

 

Lea también

Editorial-año nuevo…¿vida nueva?

Un nuevo año, pero atípico como el anterior, y ya no se puede decir al …

Un comentario

  1. ¿boh, y que van a a hacer los ferrolanos?, pues cuando se acabe el naval tendrán que emigrar. Punto. Y no se le den más vueltas. unión??…unión??, tonterías. «¿ Pa que?» si es que ademas en el parlamento gallego cuando gobernaron todos los partidos se votaba más o menos unidos y cuando llegaba a madrid venía todo de vuelta.

    Seamos sinceros, ni que se hiciese una manifestción con 200.000 personas por FErrol iba a cambiar nada,porque eso es lo máximo a lo que se puede aspirar. En el sector naval manda el mercado,y estamos en un mundo globalizado, si no hay subvenciones ,no hay pedidos,porque los navios militares se consiguen con «arreglos» y los civiles aparte de que tienen vetada su construcción ,son caros, y a todo esto, podemos sumar que navantia, es cara.No es competitiva.

    ¿Entonces?: que es lo que se quiere. Prejubilaciones…ahora no hay dinero, barcos, si no se venden….
    Unión?,pero si eso depende de madrid, y ni siquiera madrid puede solucionarlo todo,porque seguro que allí preferirian que se cerrasen contratos…