Rajoy reivindica decisiones «muy importantes» para Galicia y la implicación en las negociaciones pesqueras

rajoy-2El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reivindicado que su Ejecutivo ha adoptado decisiones «muy importantes» que repercuten sobre Galicia, entre otros sobre el sector lácteo, y ha resaltado que se llevan a cabo negociaciones «para seguir defendiendo los intereses de la flota española».

No obstante, pese a que la portavoz del BNG en el Congreso, Olaia Fernández Davila, había centrado una parte de su discurso en la situación del sector naval gallego, el presidente del Gobierno no ha hecho mención ni a los contratos para los floteles de Pemex, ni al dique flotante que demandan los trabajadores de Navantia Ferrol, ni en general a la falta de carga de trabajo en los astilleros gallegos.

 

En la segunda sesión del debate sobre el estado de la nación, Rajoy se ha limitado a señalar que están en negociaciones en puntos como los convenios pesqueros con Marruecos y Mauritania. «Créame que no es fácil», le ha respondido a la diputada del Bloque, quien previamente había criticado que el Gobierno español «en la Unión Europea no decide nada, se limita a tomar nota de lo siguiente a llevar a efecto».

Según ha expuesto Rajoy, la postura del Gobierno español es abogar «por una rápida conclusión de las negociaciones». Así, aparte de la «batalla» que ha dicho que está dando el ministro Miguel Arias Cañete, el presidente del Gobierno ha avanzado que él mismo se implicará en las negociaciones y se pondrá en contacto con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso

Al respecto, ha reconocido la «enorme importancia» de cerrar el acuerdo con Marruecos y ha expuesto, sobre el convenio con Mauritania, que su Ejecutivo se opone a la aprobación del protocolo ante el Parlamento Europeo. En este punto, ha ratificado que, en caso de producirse, España pedirá ante la Comisión «la denuncia del acuerdo».

 

Medidas adoptadas

Aparte de recordar la aprobación de ayudas a armadores y tripulantes por la paralización de la flota que faena en el caladero de Mauritania, entre las decisiones de su Gobierno que Rajoy ha resaltado como «muy importantes para Galicia», también ha citado la aprobación de la ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, la ley de fomento de la integración cooperativa y de otras entidades asociativas de carácter agroalimentario y la nueva Ley de Costas.

Rajoy ha reconocido la «fuerte crisis» que sufre el sector lácteo, que ha atribuido a los altos costes de producción y al descenso de los precios de la leche, incluso «por debajo del umbral de rentabilidad», pero ha subrayado que se aprobó una ayuda directa adicional de 31 millones de euros para los productores de vacuno de leche, que supone un importe medio total a percibir por explotación de 1.400 euros, que se elevará a 2.440 en las explotaciones consideradas prioritarias

Sobre infraestructuras, el presidente del Gobierno ha destacado los 1.309 millones de euros en inversiones para Galicia que recogen los Presupuestos Generales del Estado de este año y se ha referido en concreto a los 64 millones de euros «para concluir los dos tramos de la A-8 que todavía no están en servicio». Según sus palabras, la Autovía del Cantábrico es «prioritaria» para el Ejecutivo central.

 

Réplica al BNG

En su réplica a Fernández Davila, el presidente del Ejecutivo le reprochó que se atribuya en exclusiva la representación de Galicia. Sobre la reforma de la Constitución defendida por el BNG, Rajoy ha ironizado con que él no se puede oponer a esta postura de los nacionalistas gallegos si creen que «es una prioridad, que es lo que desea todo el mundo, lo que va a servir para resolver los problemas del país o si creen que va a crear puestos de trabajo».

También ha rebatido los ataques a la reestructuración del sistema financiero y la ha defendido, aunque en ningún momento ha aludido expresamente a NCG Banco. Asimismo, ha estimado «profundamente injusta» la afirmación de Olaia Fernández Davila de que el Gobierno central es «fuerte con los débiles y débil con los fuertes» y ha reivindicado su gestión.

 

Respecto a las críticas del BNG a la política económica del Gobierno, Rajoy ha rebatido la «enmienda a la totalidad» que en esta materia plantean los nacionalistas y les ha advertido de que no la va a cambiar porque ha asegurado que tiene la «convicción» de que «va a producir efectos positivos en un futuro no muy lejano». Así, se ha ratificado en la necesidad de reducir el déficit público, continuar con el proceso de reformas estructurales, que el proceso reformista se extienda también a la UE y resolver los problemas de liquidez de España.

Sin embargo, Rajoy pasó por alto en su réplica al BNG cualquier alusión a la corrupción, pese a las duras acusaciones que había expuesto Olaia Fernández Davila. «¿No cree que resulta obsceno e inmoral que usted y otros miembros del Gobierno hayan percibido cantidades estratosféricas de dinero en una situación de grave crisis económica, mientras reparten recortes y piden sacrificios a la población?», llegó a plantear la diputada nacionalista, quien pidió su dimisión.

 

 

 

 

 

Lea también

Rueda, en Ferrol, señala que este año regresarán 400 gallegos del exterior con contrato indefinido en la mano

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, avanzó que el Gobierno gallego destinará 4 millones …