Siete de cada diez pacientes con ictus llegan tarde a unidades especializadas

ictus

Más del 70 por ciento de las personas que sufren un infarto cerebral no llega a tiempo a una unidad de ictus a pesar de que las secuelas se podrían reducir entre un 25 y un 30 por ciento si se acudiese en las 4,5 horas siguientes al comienzo de los primeros síntomas para recibir un tratamiento específco.

Esto se traduce en un aumento signifcativo de pacientes dependientes y discapacitados, además de representar un elevado gasto sociosanitario. «El tiempo es cerebro», puso de relieve el doctor Jaime Masjuán, de la unidad de Ictus del hospital Ramón y Cajal de Madrid y coordinador del estudio, quien insistió en que por cada veinte o treinta minutos que se actúe antes se puede salvar una vida o lograr que el paciente no quede dependiente. En España ya está desarrollado un sistema de atención sanitaria ictus (Código Ictus) en todas las comunidades que permite que los pacientes acudan rápidamente a un hospital, lo que permite que un 30 por ciento sean tratados en las primeras 4,5 horas.

Con el objeto de evaluar si el manejo de los pacientes con sospecha de ictus es el correcto y detectar posibles retrasos en su atención para poder corregirlos, se ha puesto en marcha el proyecto Quick, en el que participan el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela (CHUS) entre otros.

No obstante, hay un porcentaje importante que no se beneficia de esta atención por no saber reconocer los síntomas de un ataque cerebral y retrasarse en solicitar ayuda al 112.

ictus-identificar

 

 

Lea también

Rueda avanza nuevas ayudas a familias y empresas en las cuentas para 2023

Avisa que  «No será año de proyectos faraónicos» El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, avanza …