La Marina Australiana ha quedado muy satisfecha del trabajo del «Cantabria» (CF Nieto Fernández)

cantabria-comandanteYa atracado el “Cantabria” en el muelle número 12 de Navantia y una vez que el comandante del buque, el Capitán de Fragata José Luis Nieto Fernández, recibió a bordo al contralmirante Jefe del Grupo de Acción Naval 1, ambos militares se trasladaron al puente de mando con el fin de mantener una rueda de prensa con los representantes de los medios que acudieron a la llegada del navío.

José Luís Nieto con su siempre sonrisa en la boca, deseando poder trasladarse a tierra para saludar a su esposa e hijos, que habían acudido a la recepción del”Cantabria”, tuvo tiempo para responder a cuantas preguntas le hicieron.

Valoración positiva de la estancia en Australia

Y la primera pregunta obligada fue el que hiciese una valoración sobre este casi año en el que el “Cantabria” estuvo alejado de su base ferrolana-

-J.L.N.F.-“Bueno yo la valoración para mí y para la Armada creo que es excepcional, muy positiva. Salimos el 3 de enero, acabamos de llegar en este sábado, día 21 de diciembre, estuvimos 353 días fuera de la base, hemos hecho 215 días de mar, 70 maniobras de aprovisionamiento y todo ha salido muy bien. La Marina Australiana está muy satisfecha de nuestro trabajo, del apoyo logístico que hemos dado y todo ha sido debido gracias al esfuerzo y al sacrificio de toda la dotación. Han hecho un trabajo maravilloso, debemos estar orgullosos del trabajo que han hecho, tanto la Armada como España, porque les digo que en Australia han dejado una huella muy importante, como me decía tanto el embajador de España en aquel país como el Jefe de la Marina Australiana, es una experiencia única que para ellos ha tenido un alto valor.”

La marca España

–La pregunta es..¿si han vendido bien España?

-J.L.N.F.-”La marca España la Armada la ha vendido, como siempre, muy bien. Lo mejor que tenemos, como les decía, son los hombres y las mujeres que trabajan para la Armada y son un ejemplo constante. Han estado un año desplegados, no ha habido absolutamente ningún problemas y todos los días los australianos admiraban el trabajo, la dedicación del “Cantabria” dando apoyo estando a 20.000 kilómetros de España.

Nos han reconocido el esfuerzo y creo que en Australia dimos una imagen fantástica, como sabemos hacerlo los españoles y la Armada

Posibles encargos

-¿Cual es su impresión en torno a si ha habido algún contacto de cara a futuros encargos de la Armada Australiana.?

-J.L.N.F.-«Durante nuestra estancia allí vinieron equipos evaluadores de la Marina Australiana . La impresión general de la plataforma es excelente. No solo por las capacidades del “Cantabria”, que es un buque muy moderno, con una flexibilidad extraordinaria, tiene además un concepto muy revolucionario de control de plataforma con una dotación bastante reducida que lo maneje. Todos los informes eran muy favorables, y además lo que han visto es que hemos estado un año con una disponibilidad plena, hemos estado disponibles para la Marina Australiana los 240 días que estuvimos en aquellas tierras y no ha habido ningún fallo, no hubo ni una avería por la que no hayamos podido hacer la tarea que teníamos encomendada y yo creo que eso es algo que la Marina Australiana ha puesto en valor”

-¿Cómo funcionó el sistema de relevos en tan largo periodo de tiempo?.

-J.L.N.F.-“Eso fue un aspecto que se trató de cuidar desde el principio. Ha habido un sistema de permisos y de rotaciones. Evidentemente el esfuerzo está ahí, hemos estado un año desplegados, pero parte de la dotación tuvo tres semanas aquí en España. La Fuerza Aérea Australiana fletó un avión para traer aquí al personal de permiso y el resto de la dotación también hizo rotaciones de manera que parte de marineros cambiaban, iban a Australia y otra parte volvía aquí a descansar. También debo decir que hubo marineros que voluntariamente se han querido quedar el año entero por la oportunidad de conocer Australia, de conocer otros países del área como Nueva Zelanda, etc. Hubo un sistema para tratar de limitar el esfuerzo que realizaba la dotación tan lejos de España.

Yo permanecí todo el año, lo que hice es que me llevé a mi familia, a mi mujer y a mis hijos unas semanas a Australia “para que vieran a su padre y no se olvidaran de él”, también fue una buena experiencia porque ellos tuvieron la oportunidad de conocer Sidney, fuimos también a la Gran Barrera de Coral. Australia es un país , un continente extraordinario, impresionante, hemos tenido la oportunidad y la gran suerte de conocerlo y trabajar con los australianos».

-¿Algún incidente?

-J-L.N.F.-«No ha habido ninguno, tenemos que dar muchas gracias a Dios. Todo el mundo con una gran dedicación y mucho esfuerzo ha logrado que todo saliera muy bien».

-¿Y alguna anécdota…?

(En tierra le esperaba la familia)
(En tierra le esperaba la familia)

-J.L.N.F.- «Bueno anécdotas…una por ejemplo es que a mitad del despliegue me decía el Almirante de la Flota Australiana, el barco estaba en una ciudad muy grande como es Sidney y ya llevábamos mucho tiempo y éramos parte integral de la Base, que le llamaba mucha gente y le decía que ese barco nuevo que tenía allí que bandera llevaba, y entonces claro les tenía que decir que era la Bandera de España, y así poco a poco la gente de Sidney nos fue conociendo.

Les puedo decir que en una parte de este buque hay una placa que pone el nombre del área donde estábamos atracados y fue entregada por el ayuntamiento de la ciudad en reconocimiento al trabajo y a la imagen que habíamos dado. La integración del “Cantabria” no solo en la Marina sino en la sociedad civil australiana fue importante”

Y así, después de agradecerle su gesto el comandante del buque despidió al contralmirante Antonio Pintos y a la comisión de la Armada que lo había acompañado y “salió disparado hacia tierra” para abrazar a sus seres queridos que lo esperaban con impaciencia.

 

Lea también

La «Blas de Lezo» y el «Cantabria», con base en Ferrol, se incorporan al grupo anfibio aeronaval en el Mediterráneo

La Armada acaba de desplegar en el Mediterráneo un Grupo Anfibio Aeronaval nombrado como “Dédalo-23”, …