Seres humanos

carta-directorEl Papa Francisco, cuando venía de vuelta de un viaje en julio de 2013, ante la pregunta de un periodista sobre la homosexualidad, contestó: ¿quién soy yo para juzgarla?. Pues acaba de nombrar Cardenal a Fernando Sebastián, que en sus primeras declaraciones dice que la homosexualidad es “una deficiencia que se puede normalizar con tratamiento”.

Si el Papa contestaba con sinceridad se entendía que respetaba a todas esas personas, pues no quería juzgarlas, me parece lo más normal, pues para los creyentes es el Todopoderoso quien al final juzgará; por lo tanto no entiendo la actitud del Papa al nombrar Cardenal a quien se atreve a despreciar a las personas por su condición sexual, pues todos somos seres humanos.

Andrés Sanjurjo Martínez

 

 

Lea también

Respetar la Ley

Sr. Director: Los distintos artículos de la Constitución Española del 78 fueron aprobados con amplio …