La sentencia

carta-directorSr. Dirtector

La Organización de las Naciones Unidas ONU acusó al Vaticano de violar la Convención de Derechos del Niño tras publicar un informe muy crítico en el que le exige que denuncie a la policía a todos los pederastas.

En las conclusiones del informe, la ONU urgió a la Santa Sede a “apartar de inmediato de sus funciones a todos los autores conocidos y sospechosos de abusos sexuales a niños y denunciarlos a las autoridades competentes para que los investiguen y procesen”.

El Secretario de Estado Vaticano señaló a los periodistas que se siente “sorprendido” ante las disposiciones que propone la ONU porque “aspiran a interferir en la doctrina de la Iglesia Católica”. No debería de tomarlo así, pues se está hablando de pederastas, y debería ser la Iglesia la más interesada en controlar a esos que escandalizan. Quisiera recordarle lo tajante que era Jesús de Nazaret cuando dice: “pero al que escandalice a uno de estos pequeños, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos y le hundan en lo profundo del mar”. Ante esta sentencia, la Iglesia se queda sin argumentos para criticar las conclusiones del informe de la ONU.

Andrés Sanjurjo Martínez

Lea también

Respetar la Ley

Sr. Director: Los distintos artículos de la Constitución Española del 78 fueron aprobados con amplio …