Dimite un edil del Partido Popular de Mugardos

mugardos-casa concelloEl edil del Partido Popular de Mugardos, Gustavo Garro renunciará este lunes, día 10, a su acta de concejal del Ayuntamiento mugardés después de que el portavoz Domingo de Deus aceptase la dimisión presentada el sábado por el citado edil a causa de la sentencia de un año de cárcel a la que fue condenado, en juicio rápido, por resistirse a agentes de la Policía Local ferrolana en un control de alcoholemia.

Según la denuncia de la Policía local Gustavo Garro se negó a efectuar la prueba de alcoholemia y no hizo caso a los requerimientos policiales.

La condena a un año, con retirada del carnet de conducir, no supone ingreso en prisión al carecer de antecedentes.

Garro, que ha pedido disculpas por el incidente asume su responsabilidad como cargo político tras un hecho que entiende que no tiene justificación posible.

El portavoz del grupo popular mugardés mantendrá contactos en la mañana de este lunes con la siguiente de la candidatura , Ángeles Díaz Carneiro, licenciada en Químicas, para conocer si está dispuesta a asumir el cargo de concejal en sustitución de Garro.

 

Lea también

Colisiona con su moto contra un muro y salió despedido a causa del impacto, en Ares

Sobre la una de la madrugada de este jueves se registró un aparatoso accidente de …

Un comentario

  1. No me atrevería a decir que es más grave, la resistencia a la autoridad del Edil del PP de Mugardos o el mantener abierta una consulta médica irregular durante muchos años, en el caso del Portavoz del PP en Narón, lo que me sorprende es la forma desigual con que se tratan ambos casos.
    En Mugardos, el concejal reconoce su error injustificable, según sus propias palabras, y dimite, dejando su cargo a disposición del partido, a mi entender de forma consecuente con la situación que el mismo ha provocado, pero en Narón, se premia al infractor con la presidencia del partido a nivel local, mientras el edil ahora ascendido, continua con su trabajo en el Sergas, como Diputado Provincial, y con su consulta privada, todo un ejemplo de altruismo, entrega a los “demás” y labor “desinteresada”, a pesar de todo esto y de otras prácticas que cuando menos son éticamente reprobables.