Detenidos los dos presuntos atracadores a la sucursal bancaria de Moeche

moeche-atraco-1Agentes de la Guardia Civill  adscritos a la Unidad de Policía Judicial de La Coruña, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción de Ortigueira detuvieron a última hora de la tarde de este miércoles, día 1, a dos vecinos de Narón, de unos 40 años, como presuntos responsables del atraco que horas antes, sobre las 14,00 horas, se había producido en una sucursal del Banco Santander de Moeche.

Posteriormente a la detención, los supuestos atracadores   fueron trasladados a las dependencias de la Guardia Civil de Ferrol, practicándose casi de forma simultánea un exhaustivo reconocimiento de sus vehículos y el registro de sus respectivos domicilios en Narón. En el Cuartel se les tomó declaración y desde donde serán trasladados al juzgado de guardia de Ortigueira, encargado de esta investigación.

Los dos atracadores habían entrado en las instalaciones bancarias cuando ya oficialmente era hora de cierre y según testigos fue el director el que les abrió la puerta encontrándose con dos individuos , uno de ellos con una pistola, y con la cara tapada con barba postiza y gafas de sol , el otro a cara descubierta y con la cabeza cubierta por un casco, usaban pelucas e iban vestidos con buzos de trabajo de color azul.

El amplio dispositivo policial llevado a cabo por los Agentes una vez se tuvo conocimiento del hecho, culminó  antes de que hubiesen transcurrido las diez primeras horas del atraco.  Una minuciosa  inspección  ocular efectuada por los agentes en la entidad bancaria  tras el atraco y el seguimiento policial que, desde hace tiempo lleva a cabo la unidad investigadora, sobre  personas que pudieran estar implicadas en este tipo de hechos delictivos en la comarca de Ferrolterra, habría sido determinante para el pronto esclarecimiento del suceso.

Los atracadores

Una vez en la sucursal de la entidad bancaria los atracadores  amenazaron al único empleado que se encontraba en las instalaciones, al director y a varios clientes, a los que quitaron primero sus teléfonos móviles y luego condujeron al sótano de la sucursal, en donde los ataron con bridas plásticas.  El botín logrado podría superar los 50.000 euros.

Se da la circunstancia de que uno de los retenidos estaba fuera del local esperando a su esposa pero uno de los atracadores salió de las instalaciones y a punta de pistola lo obligó a unirse al grupo.

Las dos ultimas personas “retenidas” fueron dos empleadas de un super cercano, también las bajaron al sótano pero a los delincuentes se les habían acabado las cintas para atarlas y esa fue la causa de que estas dos procedieran a desatar al resto

 

 

 

Lea también

Cedeira licita por cerca de 100.000€ la ampliación del saneamiento en las Pontigas

El Ayuntamiento de Cedeira publicó en la Plataforma de Contratación del Sector Público el expediente de …