El olvido de los personajes que hicieron Ferrol

burgoa-211114jjburgoa@hotmail.com-TIRANDO A DAR

Ferrol, la Ciudad Ensimismada mejor que la Ciudad Ilustrada, es una urbe en la que nacieron varios personajes importantes para la historia de España, pero que realmente no hicieron mucho por su ciudad natal, entre otros, Pablo Iglesias, José Canalejas, Concepción Arenal y los hermanos Franco. Como contrapartida, quisiera tener un merecido recuerdo a varios personajes nacidos fuera de Ferrol, que trabajaron en esta ciudad y que en realidad dejaron una importante huella en nuestro  patrimonio material o inmaterial.

Algunos fueron personajes de la Ilustración: marinos como el alicantino Jorge Juan y el conquense Sánchez Bort o militares como el sevillano Dionisio Sánchez de Aguilera, autores de importantes obras militares y civiles del Ferrol del siglo XVIII. También personas influyentes en la historia de Ferrol fueron el cántabro Francisco Cornejo, Comandante General del Arsenal y artífice de la incorporación a la Corona de la villa de Ferrol el año 1733, y el asturiano Álvarez Caballero, sin duda el mejor Alcalde de Ferrol (1783-1788), que construyó la Casa Consistorial, el Hospital de Caridad y la Fuente de San Roque, estableciendo a San Julián como patrón de Ferrol y solicitando el título de ciudad para Ferrol, entonces la urbe gallega más poblada.

Cumple citar artistas y pintores que residieron gran parte de su vida en Ferrol, ciudad a la que estuvieron muy vinculados, casos del asturiano Alonso Canto, el eumés Agustín Robles, el vigués  Ramón Buch y el coruñés Eduardo de la Vega, con varias de sus obras olvidadas en el Centro Cultural Municipal, además del arquitecto vigués Rodolfo Ucha y el músico madrileño Gregorio Baudot. Otros personajes como el marino tudense Leandro de Saralegui, el médico coruñés Santiago de la Iglesia y el ingeniero catalán Andrés Comerma, además de su relevante labor profesional, tuvieron un importante papel cultural en diferentes publicaciones de la ciudad.

La lista se podría hacer interminable: el betancero Manuel Masdías, profesor y poeta; el coruñés Manuel Barbeito, periodista y escritor; y el también coruñés Wenceslao Fernández Flórez, director del “Diario Ferrolano” y autor de la novela “La procesión de los días”, ambientada en Ferrol. En el campo de la cultura hay que señalar a dos médicos: el coruñés Xaime Quintanilla, que fue alcalde de la ciudad, y el mugardés Agustín Sixto Seco. Ferrol tiene una deuda pendiente hacia todas estas personas y otras más, muchas de las cuales ni siquiera tienen dedicada una calle o algún recuerdo en su memoria.

 P.S. Deste xeito, cecais se decaten dunha vez da existencia destes importantes persoeiros os inefables popes e confrades oficiais da cultura ferrolá, caso dos pelexados inquilinos do Legado Carajal, os seareiros de Torrente, Casares e Gurméndez, os acólitos de San Rosendo e do mago Merlín, os asilvestrados membros do Sanedrín, os intrépidos periodistas da urbe, as asociacións veciñais dedicadas ás sardiñadas culturais, os pintores do Belelle e da Frouxeira, os escultores das rotondas, os arroutados amigos da lírica, da épica, do teatro, da universidade e das rondallas, entre outros espécimes da curiosa fauna cultural da cidade, que ollando ao seu embigo esquecen aos notables personaxes que realmente fixeron Ferrol. Firmado F.T.V.

 

 

Lea también

Sabores ártabros-Un cocido en tres horas y cuarenta minutos, más o menos

José Perales Garat Pues ya llegó el frío, sí… ¡Vaya si llegó!: Por una serie …